NOS DEJAMOS LLEVAR POR EL INSTINTO

eddu

RangoForero del todo a cien
Registro
1 Sep 2003
Mensajes
274
Reacciones
0
Gracias a un enlace de un foro sobre encuentros sexuales que puso alguien y pude leer anoche, me di cuenta de hasta que punto como hombres nos rebajamos con tal de tener la posibilidad de disfrutar de un encuentro sexual con alguien del sexo opuesto.

El topic del que se dio la url, era uno abierto por dos supuestas bisexuales de buen ver que solicitaban un compañero para sus juegos; pues bien, las condiciones que ponían eran cuanto menos humillantes para los que quisieran entrar y muchos se prestaron sin pensarlo a ellas, desde mandarlas un mail con su curriculum casi y contándolas su vida, hasta una foto en bolas. Pedían hasta las medidas; y leí a varios que casi suplicaban que les aceptaran entre los candidatos. También me llamó la atención como se permitieron aquellas dos, calificar de guarros a los hombres que no se depilaran completamente (práctica esa muy inhabitual entre el género masculino) mientras como comentó alguien no pocos en aquel lugar ya estarían usando la cuchilla para quitarse los pelos de todo el cuerpo con tal de poder tener la oportunidad de encamarse con aquellas dos, oportunidad remota a mi juicio cuando no ficticia; pues tenían toda la pinta de ser dos aburridas de la vida que querían quedarse con el personal, recopilando un montón de fotos de tíos con sus historias y de paso humillarles un poquito bastante, para entretenerse; pero no fueron pocos los que cayeron en la trampa; y es que la posibilidad de echar un kiki nos nubla el entendimiento y como suele decirse: "tiran más dos tetas que dos carretas".

Lo que he contado, es sólo un ejemplo de hasta que punto llegamos a rebajarnos por tener la oportunidad de mojar. Circunstancia esa que las mujeres no dudan en utilizar en su beneficio, porque para muchas el sexo no es una forma de placer, sino de poder. Cuando en realidad, si se sabe hacer, ellas lo pueden disfrutar más que los hombres; pero prefieren reprimirse y mercadear con ello, antes de darlo de manera promiscua, para su goce también.

Me estoy acordando de lo que me comentó un amigo al respecto: "joder si parece que te hagan un favor de la hostia", con todo eso de que la tienes que demostrar un montón de cosas para que podáis yacer, cuando lo que están haciendo es poniendo precio a su coño. Así pues puta no es la que va con muchos hombres, esa es una tía liberada sexualmente, sino la que cobra por ir: cobra una relación, un noviazgo o hasta un matrimonio, que estés pendiente de ella, te tragues sus rollos, la acompañes, la hagas regalos; y todo por un kiki, señores. Todos vosotros habéis tenido que sufrir esta situación.

Las mujeres utilizan su coño como un arma para conseguir cosas, cuando nosotros nuestra polla la damos libremente.
 
C

clarion

Guest
No se si te he entendido bien, lo que intentas decir es que en una relación de pareja, una de las dos partes, es decir la mujer, lo único que quiere es conseguir varias cosas sea cariño, cosas materiales y por eso juega con su sexo o mejordicho utiliza su sexo para conseguir esas cosas? Si es eso lo que quieres decir creo que es una opinión bastante retrograda del tipo, "la mujer deja acceder al hombre a su lecho a cambio de que la mimen"
 
Arriba Pie