El gran incendio de Londres

Estado
Cerrado para nuevas respuestas.

jack frost

RangoForero del todo a cien
Registro
29 Abr 2004
Mensajes
393
Reacciones
0
Bueno, como es general y se puede hablar de todo, voy a exponer el resúmen sobre una historia de la ciudad de Londres que acabo de leer en libro. Si este no es el lugar para este tema, ruego me disculpen y avísenme que lo retiraré y de nuevo daré disculpas. Sino, he aquí el tema.

El gran incendio de Londres de 1666 fue un durísimo golpe a la ciudad de Londres (London) después de la la extraordinaria crueldad de la peste del año anterior que sesgó la vida de más de 40.000 personas. El susodicho incendio duró tres días antes de poder ser controlado, exactamente desde el domingo 2 de Septiembre al miércoles día 5. La antigua ciudad medieval de Londres, la que se encontraba tras los muros romanos, fue arrasada. Hermosas casas medievales con sus característicos colores negro y blanco, muchas de ellas blasonadas con la sagrada cruz de San Jorge, aquellas de un piso bajo el nivel del suelo no fueron más que escombros pasados esos tres horrendos días. Bien es cierto que un buen número de ellas seguían precintadas por la peste (incluso algunas de ellas todavía guardaban los cadáveres de sus antigüos inquilinos en su interior) pero en una ciudad que se precia de conservar sus antigüas reliquias, la destrucción de uno de los mejores ejemplos de arquitectura anglosajona medieval fue un durísimo golpe.

El incendio se inició a la altura del Palacio de Carlos II repleto de numerosos barrios marginales. Alrededor de 87 parroquias, 13.200 casas, la Catedral de San Pablo (donde se casó Enrique VIII con Ana Bolena o Lady Di) y muchos edificios oficiales se vieron afectados. Cerca de 80.000 habitantes sufrieron las consecuencias de las llamas.

El fuego se inició en la panadería de Thomas Farriner, en una calle llamada Pudding Lanne, a medianoche del día 2. Un fuego mal apagado en la cocina y el fuego saltó voraz. El problema radicaba en la cercanía de los alamcenes del puerto con el Támesis, almacenes llenos de materiales inflamables, materiales que, de recibir un incendio, serían un alimento inmenso para cualquier fuego: heno, petróleo, cáñamo, telas, pescado, etc... Asimismo, la mayoría de las casas eran de madera, camino principal para el incendio.

Incomprensiblemente, la única medida aquél domingo fue el derribo de varios edificios como barrera cortafuegos contra el incendio. La medida fue un fracaso total. También se quiso utilizar las aguas del Támesis pero no fue más que una gota en el océano destructor. Cuando el fuego ya había arrasado la mitad del London Bridge (el puente de Londres), puente que databa su origen con el imperio Romano, se le exigió al alcalde la destrucción de los edificios circundantes. Éste se mostró reacio a destruir más casas. La medida no había sido efectiva antes y nada indicaba que lo fuera a ser ahora pese a la indicación de sus asesores. En el fondo pugnó más que aquellas casas correspondían a gente adinerada.

El lunes el fuego avanzó hacia el norte, hacia el corazón de la ciudad. La situaciòn se desbordaba. Ante la gente que huía de las llamas, impidiendo una correcta maniobra para cercenar el incendio, se sumaron las algarabías populares. Se extendió por la ciudad rumores malintencionados culpando a los franceses, holandeses o españoles, enemigos de Inglaterra en ese momento, del inicio del incendio lo que dio lugar a verdaderos pogromos y ataques contra los ciudadanos de ese origen. Las autoridades, emboscadas por el lento pero constante avance del fuego no hicieron (o pudieron) hacer mucho por evitar la masacre.

El martes el incendio alcanzó la muralla medieval y la .iglesia se San Pablo, la cual acabó destruida y semi-enterrada por los escombros. El humo podía verse a kilómetros de distancia, el calor era insoportable, el viento traicionero llevaba volando,valga la redundancia, las llamas. La gente miraba desesperada cómo toda su vida desaparecía en ese monstruo incontenible. No obstante, la situación comenzaba a controlarse. El fuego llegaba a las murallas de piedra. Asimismo, por el Este el incendio llegó a The Tower que con su foso y sus altas murallas de piedra también sirvió como barrera. Pese a todo, uno de los hechos fundamentales fue que el viento amainó por fin.

Se consiguió vencer al fuego cuando éste había amenazado con destruir una de las ciudades más populosas, y hermosas, del mundo. Dejaba tras de sí un legado gris, de ceniza, muerte y destrucción. Se conservan algunos restos carbonizados, incluso algunos objetos militares fundidos, en el London Museum. Allí se puede apreciar cómo aquellos dos años (1665, la peste; 1666, el incendio) pudieron acabar con la ciudad. Cuando un demonio rojo se alzó para destruir London.

¿Qué os parece?
 
Registro
5 Ago 2008
Mensajes
6.048
Reacciones
1.761
 

_Memnoch_

RangoClásico
Registro
10 Nov 2005
Mensajes
3.103
Reacciones
1
Mil quinientos mensajes, del 2004 y el colega aún no se ha quedado con la copla :lol:
 

Memento

RangoAsiduo
Registro
15 Jul 2009
Mensajes
969
Reacciones
0
¿Podrias poner el enlace a youtube de la historia? es que da pereza leerlo
 

Undertaker

RangoClásico
Registro
15 Nov 2005
Mensajes
2.439
Reacciones
0
jack frost rebuznó:
El gran incendio de Londres de 1666 fue un durísimo golpe a la ciudad de Londres (London)
AH, COÑO, LONDON.
NO SABÍA QUÉ ERA ESO DE LONDRES, COJONES.
nnn
 

s_elric

RangoClásico
Registro
21 Sep 2009
Mensajes
2.080
Reacciones
20


Venga, todos juntos a una

Todos contra el fuego, todos contra el fuego, tu lo puedes evitar!!!

Si hicieran caso a las campañas no pasarian estas cosas
 
Última edición por un moderador:
P

pulga

Guest
Bah, no eran católicos los que murieron en el incendio.

Además si no hubieran muerto habrían dejado descendientes herejes.

Y así esos no existirán jamás, y en la batalla final del Apocalipsis tendremos menos enemigos.
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas.
Arriba Pie