De cómo tus padres vivían mejor que tú (o viceversa)

Ciclon Larry

RangoClásico
Registro
21 Ago 2007
Mensajes
3.848
Reacciones
536
A raíz del hilo de las frustraciones de @Nayeth, concretamente un post de @iskariote acerca de lo que para él era una verdadera frustración, esto es, haber podido formar una familia de 5 churumbelos (el equipo de balonmano, como él ha dicho), me he planteado qué presente y futuro nos espera con relación a la vida que llevaron nuestros padres a la edad que ahora tenemos.

En mi caso, la palabra perfecta sería "falta de estabilidad profesional". Y de ahí la económica y blaoblao. A mi edad, mi padre ya llevaba trabajando más de una década larga, tenía un empleo estable, coche, la casa a medio pagar y dos churumbeles. No estoy identificando esto con la palabra "éxito", sino más bien que sus objetivos fueron alcanzables realizando un esfuerzo realista y razonable.

Yo por mi parte, bien entrado en la treintena, ni de lejos atisbo por un momento la posibilidad de disponer de una vivienda en propiedad ("mi casa, mi castillo") y de menesteres como un coche y poder tener quizá un par de vástagos. No se trata de tener un casoplón ni un maseratti en la puerta, sino un puñetero hogar donde salir tranquilamente y un coche para tirar millas si es necesario.

Es curioso como en España en 10 años (2006-2016) hemos pasado -hablo en general- de irse to kiski a la riviera maya a tomarse una semana de vacaciones en Mallorca, y eso los que tienen suerte.

Hale, disparen.
 
Mis padres le compraron el piso a una tía mía y no pidieron ni hipoteca, iban pagándole a ella todos los meses su letra y punkto. En dos años creo que lo tenían pagado.
 
A mi madre el piso le costó ocho millones de durólares en 1998. Ya lo tenía pagado y lo tuvo que rehipotecar por historias de mi viejo, que jamás ha puesto un duro. Le endiñaron una cláusula suelo de regalo.

La engañaron vilmente. Podría haber sido lo que quisiera. Una mujer lista, empezó Derecho viniendo de una aldea de mierda, fregando platos por la tarde y por la noche a cambio de la estancia en el colegio mayor. Y va y se junta con el subnormal de mi padre y se cree el cuento. Y a tomar por culo la carrera y a tomar por culo todo. Aún así le pudo la curiosidad e hizo muchos viajes, cuando aún se podía hacer autostop. Pero había que tener hijos. Porque hay que tener hijos. Y se acabó Europa, la URSS y los USA. Y así, veintidós años después, sigo en casa, parasitando, recordándole lo que podía haber sido y no fue. Una vez le pregunté y me contestó honestamente: que lo sentía mucho, pero que no había merecido la pena. Pero que también sabía que había sido todo culpa suya. Y que ya era demasiado tarde para salir de esta.

Así se queden con sus hipotecas pagadas y sus steady jobs. Mil historias como esta que no deben perderse como lágrimas en la lluvia. Llámalo disonancia cognitiva pero, a pesar de todo, nos queda la perspectiva de esta generación de mierda que la ha cagado por omisión en todas y cada una de las parcelas de libertad que les ha dejado el Señor.

Antes me arranco el útero a zarpazos que tener la vida que ha tenido mi madre.
 
Última edición:
Creo que hablo en nombre de todos si te agradezco tu determinación y te hago saber que respiramos aliviados al saber que la escoria como tú se autoexcluye de forma voluntaria de la melée genética.
 
A mi madre el piso le costó ocho millones de durólares en 1998. Ya lo tenía pagado y lo tuvo que rehipotecar por historias de mi viejo, que jamás ha puesto un duro. Le endiñaron una cláusula suelo de regalo.

La engañaron vilmente. Podría haber sido lo que quisiera. Una mujer lista, empezó Derecho viniendo de una aldea de mierda, fregando platos por la tarde y por la noche a cambio de la estancia en el colegio mayor. Y va y se junta con el subnormal de mi padre y se cree el cuento. Y a tomar por culo la carrera y a tomar por culo todo. Aún así le pudo la curiosidad e hizo muchos viajes, cuando aún se podía hacer autostop. Pero había que tener hijos. Porque hay que tener hijos. Y se acabó Europa, la URSS y los USA. Y así, veintidós años después, sigo en casa, parasitando, recordándole lo que podía haber sido y no fue. Una vez le pregunté y me contestó honestamente: que lo sentía mucho, pero que no había merecido la pena. Pero que también sabía que había sido todo culpa suya. Y que ya era demasiado tarde para salir de esta.

Así se queden con sus hipotecas pagadas y sus steady jobs. Mil historias como esta que no deben perderse como lágrimas en la lluvia. Llámalo disonancia cognitiva pero, a pesar de todo, nos queda la perspectiva de esta generación de mierda que la ha cagado por omisión en todas y cada una de las parcelas de libertad que les ha dejado el Señor.

Antes me arranco el útero a zarpazos que tener la vida que ha tenido mi madre.


Otra... mi suegra igual. Siempre que voy a su casa, me cuenta que ella era la directora de la sede de madrid de tal empresa, y que se habria comido el mundo de no ser porque se caso y tuvo hijos "porque era lo que tocaba" que su plan era volver a la vida laboral cuando los crios empezaran a ir al colegio, porque ella de las guarderias no se fiaba.

Aquel retorno jamas tuvo lugar, y ella que es una mujer que no puede estarse quieta, se relego al ambito de "ama de casa" sin que nadie se lo pidiera y sin que fuera en absoluto necesario, pero aun asi, pone la mirada de los mil metros y me prohibe tacitamente quitar la mesa porque ya se encarga ella.

Cada uno es culpable de los derroteros que toma su vida a traves de sus decisiones.

Aparte, que viajar esta sobrevaloradisimo. Pais que piso, la misma mierda de gente, pero hablando raro.
 
La cuestión no es si eligieron bien o no sus vidas, si decidieron plegarse o no a lo que se suponía que tocaba hacer.

La cuestión que plantea Ciclón Larry es que esos errores o aciertos los cometieron con la tranquila seguridad de que sobre sus cabezas había un techo en propiedad y un ingreso fijo que les daba para cubrir los gastos básicos y aún un extra para pequeños lujos, así fueran ingenieros u obreros. El obrero tenía esto, y el ingeniero también, pero mejor.

La cuestión es que hoy día ser ingeniero no te garantiza lo que ayer un obrero tenía garantizado sólo por ser un obrero, esto es, casa y comida y aún esos pequeños lujos de un utilitario, una tecnología o un pisito de vacaciones en Oropesa.

La cuestión es que hoy los lujos son accesibles y lo básico inalcanzable, y tenemos muertos de hambre con iPhone, parias con vacaciones a las que va en avión, gente que no tiene donde caerse muerta pero han estado en Praga, Londres, París y Nueva York.

Nos ciegan con lujos mientras nos roban el pan de la boca. Pasamos hambre, pero, ey, tienes un iPhone, no llores.
 
La cuestión no es si eligieron bien o no sus vidas, si decidieron plegarse o no a lo que se suponía que tocaba hacer.

La cuestión que plantea Ciclón Larry es que esos errores o aciertos los cometieron con la tranquila seguridad de que sobre sus cabezas había un techo en propiedad y un ingreso fijo que les daba para cubrir los gastos básicos y aún un extra para pequeños lujos, así fueran ingenieros u obreros. El obrero tenía esto, y el ingeniero también, pero mejor.

La cuestión es que hoy día ser ingeniero no te garantiza lo que ayer un obrero tenía garantizado sólo por ser un obrero, esto es, casa y comida y aún esos pequeños lujos de un utilitario, una tecnología o un pisito de vacaciones en Oropesa.

La cuestión es que hoy los lujos son accesibles y lo básico inalcanzable, y tenemos muertos de hambre con iPhone, parias con vacaciones a las que va en avión, gente que no tiene donde caerse muerta pero han estado en Praga, Londres, París y Nueva York.

Nos ciegan con lujos mientras nos roban el pan de la boca. Pasamos hambre, pero, ey, tienes un iPhone, no llores.


la publicidad, amigo, vale mas tener algo que sea conocido que algo necesario. aunque que sabras tu de publicidad :lol::lol::lol::lol:
 
Mis viejos compraron su piso en 1972 por 150.000 pelas. Mi padre ganaba entonces 5000 al mes pero al año siguiente que nací yo, se fue a otra empresa que pagaba el doble. Esto es que podía pagar el piso con 15 meses de sueldo.

Hoy en día con 15 meses de sueldo la mayoría solo se podría pagar una plaza de garaje.

Este es el primer factor empobrecedor para nuestra generación.

El segundo: el coste de la vida. No es la típica historia de que de crío con X podías salir, beber, comer y te sobraba para el cine, que también.

Es que comparado con el sueldo medio sigue siendo un escándalo. A mis padres y a cualquiera que trabajara sin vicios, les daba para ahorrar más del 50% de lo que ganaban aun con 2 hijos.

Tu prueba a hacer eso a día de hoy.
 
Mis viejos compraron su piso en 1972 por 150.000 pelas. Mi padre ganaba entonces 5000 al mes pero al año siguiente que nací yo, se fue a otra empresa que pagaba el doble. Esto es que podía pagar el piso con 15 meses de sueldo.

Hoy en día con 15 meses de sueldo la mayoría solo se podría pagar una plaza de garaje.

Este es el primer factor empobrecedor para nuestra generación.

El segundo: el coste de la vida. No es la típica historia de que de crío con X podías salir, beber, comer y te sobraba para el cine, que también.

Es que comparado con el sueldo medio sigue siendo un escándalo. A mis padres y a cualquiera que trabajara sin vicios, les daba para ahorrar más del 50% de lo que ganaban aun con 2 hijos.

Tu prueba a hacer eso a día de hoy.
yo lo llevo haciendo 15 años.

paso 1: no tener hijos.
paso 2: comprar espadas laser, consolas, televisiones...
paso 3: beneficios.
 
Mis padres compraron el solar donde se levantaron la casa por 6.000 pesetas del año 71. Hacer la casa costo 70.000 pesetas. Ocho años tardaron en pagarla.

Y como dice mi viejo, vas a estar pagando 25 años un piso que cuando termines de hacerlo habrás pagado tres. Y como tú todos los de tu edad, y que hacéis??? nada!!! Que generación, tragáis con todo y encima os gusta
 
Cuando vine a estudiar a Granada mi padre compró a modo de inversión una casa aquí para que viviese durante mis años de facultad y luego revenderla para sacar beneficio, porque el precio de la vivienda siempre sube. Pero como al terminar la carrera encontré trabajo me quedé viviendo donde estoy y nunca le he dado a mi padre un duro. Lo que quiero decir es que antes una vivienda no era un lujo, era normal tener tu casa y otra en la playa para ir los fines de semana o cuando te apetezca. Hoy cuando veo a mis hamijos bien entrados en los 30 que quieren independizarse y no pueden me dan un poco de pena.
 
Nos ciegan con lujos mientras nos roban el pan de la boca. Pasamos hambre, pero, ey, tienes un iPhone, no llores.

Ayer hablaban de Apple:

215.000 millones de US$ de facturación
60.000 millones de US$ de beneficio

Ni un euro en pago de impuestos en ningún sitio. Todas las reservas en paraísos fiscales. Se niegan a repatriarlas en USA para no pagar nada.

Esa acumulación de riqueza de proporciones impensables sale de algún sitio. De los idiotas que compran un IPhone, un Ipad o cualquier otra estupidez innecesaria. Luego no hay dinero para pagar la hipoteca, abusiva eso sí.

Haced como nuestros abuelos o como los chinos. No compréis nada si no tenéis el dinero para hacerlo.
 
pff, es que ha sido como tener una iluminación, pero de las chungas, de esas que te dices: ciclón, vas jodido y lo sabes.
Quizá el asunto es olvidarse completamente del referente de la generación anterior, esto es, vivir al día y mariquita el último.
Puedo pasar por varias cosas, pero no poder colgar un puñetero cuadro lleno de fotos de pollas porque la pared es de mi casero y le pago a él para sus vicios en farlopa, después de cierto tempo, me hace sentir tremendamente gili y frustrado.
Menos mal que el foro es gratis.
 
Mis padres son el producto de una generación perdida.


Nacieron en los cuarenta, en Andalucía (esto es, en un sitio pobre); los sacaron del colegio una vez aprendieron a leer, escribir y las cuatro reglas, con 8 o 9 años ya los echaron a trabajar. Me acuerdo perfectamente que mi madre y yo nos sacamos el graduado escolar más o menos a la vez, cuando ella se metió en una escuela de adultos.


Ya en el invierno de sus vidas mis padres dicen eso de que "antes no se tenía libertad pero al menos tenías trabajo", se apresuran a decir que no son franquistas, pero insisten en que algo falla cuando mi padre SIEMPRE ha tenido trabajo y que ahora tiene que vivir con la preocupación de que sus hijos no tienen estabilidad, que no saben qué va a ser de ellos, y no quieren ni pensar en qué será de sus nietos.

Nos enseñaron a los tres hermanos a no hacer gastos inútiles y no meterse en cosas que no debíamos pagar, es por eso que al menos no tengo hipoteca, y es por eso que nunca tuvimos lujos, pero lo teníamos todo cubierto; pero con esto no basta para salir adelante.

¿Por qué suelto el rollo? Esto ha sido básicamente un cambio de modelo, gente con nombre y apellidos ha decidido ser más rica aún de lo que ya era y no ha podido soportar que la clase trabajadora tuviera acceso a las comodidades y lujos del mundo moderno, han decidido implantar una nueva "way of life" y ahora lo que han diseñado para nosotros es: "Vas a trabajar por 800 euros y te vas a callar, porque si no tengo a 15 en la puerta esperando, y vas a estar tan endeudado que tendrás que tragar"

Es por eso que nuestros padres quizá ganando menos dinero tenían las necesidades básicas cubiertas, ahora no como ya digo el modelo económico ha cambiado (o nos lo han cambiado mejor dicho), para tenernos más apretados, más controlados, más desesperados. Nada más, es así de simple.
 
Antes, uno trabajaba, la mujer se quedaba en casa y había dinero para la casa, el coche y dar de comer a todos. Ahora la mujer también trabaja y no hay dinero para nada.

No lo veis porque tenéis el cerebro intoxicado por los judíos, la Coca-Cola, la MTV y la Sexta. Wake up, sheeple.
 
Este discurso nostálgico es a mi modo de ver un poco perverso.

Si a los 40 años nuestros padres tenían el piso pagado, entre 2 y 3 desechos genéticos ya en la adolescencia, y un coche, en la mayoría de los casos de segunda mano. Pero a qué precio?

Padres que la mayoría tuvieron que emigrar de sitios rurales donde se comían los mocos. Con 14 y 15 años estaban en capitales ellos sólos haciendo trabajos ya fueran duros o en caso de las mujeres, sirviendo. Todo por un techo, comida y un poco ropa.

Recién entrada la veintena de casaban y pasaban al siguiente grado penitenciario, esto es el hombre trabajando más horas que el sol, y la mujer criando ella sola las bestias. Para ello se metían en un piso, que ojo, que aunque eran muy baratos desde nuestra perspectiva, yo recuerdo a mi madre ahorrando dinero de otras cosas para pagar las letras. Después que los hijos son mayores, el gasto sube, y se plantaban en la cuarentena sin otra experiencia que trabajar y sacrificarse como cabrones.

A mi me dejó marcado la muerte de mi padre. Pese a que tuvo un trabajo que le gustaba, cuando podía empezar a disfrutar de algo más que currar, la Parca le avasalló.

Hoy en día sí soy sincero, ni me hubiera metido en un piso, ni me hubiera comprado dos coches nuevos durante estos años, ni hubiera realizado ciertas cosas que a modo de imitación de tus padres y de la gente de tu entorno parece que te obligaban a seguir, con el motivo de no.parecer un paria.
 
Yo no me cambiaba por mis padres.

A día de hoy ganan más dinero que yo (aunque sea indirectamente) pero ambos comparten vida con alguien con quien no se entienden y siguen por inercia. Para eso, que se hubieran quedado juntos y no tendría una marabunta de hermanas.

Me independicé hace casi 14 años, cuando todo el mundo me llamaba imbécil por alquilar y huyendo como una perra de la locura que me rodeaba. La única diferencia es que en aquella época, en dos días, me podía salir cualquier trabajo de mierda y ahora es más complicado.

Nunca he ido de vacaciones, no me he subido a un avión y no tengo iphone pero en mi casa hay todo lo suficiente para vivir bien y cómodos. Hasta el punto que mucha gente se piensa que gano más de lo que cobro. Supongo que es una cuestión de prioridades.
 
Algo de culpa tendremos.

No puedo envidiar a la generación de mis padres porque a los míos, particularmente, les ha ido bastante mal. Por decisiones suyas y de su entorno, pero mal al fin y al cabo.

Tanto es así que su mejor inversión ha sido mi educación y tratarme lo bastante bien como para que me sienta en la obligación de hacerme cargo de la herencia de mis abuelos para que no se pierda el patrimonio familiar. Esos sí que lo tuvieron fácil. Sin libertad, sin elecciones de ningún tipo. Mi abuelo por parte de madre fue un afortunado porque en un pueblo pequeño había una con unas tetas que no se veía los pies que acabó siendo mi abuela. Por lo demás, lo que te caía era lo que te quedabas.

Los hombres no se daban la vuelta cuando habían dado su palabra. Si hemos acordado que estos limones valen lo que valen, como te des la vuelta te estrello la azada en la nuca y aquí paz y después gloria. Ahora te contratan prometiéndote "posibilidades de ascenso" y con esa mierda de zanahoria aguantamos todos los palos que nos den, sin pedir, no vaya a ser que contraten a otro para hacer esta mierda que hago a desgana.

No es la mía la primera generación de borregos mansos, no será la última.

También me he planteado muchas veces si será un complot financiero desde las alturas, pero seguramente sea algo tan sencillo como que si todos vivimos cómodos y nos reproducimos a nuestro antojo, no hay recursos suficientes para sostenerlo. Eso implica que la base de la pirámide debe sacrificarse.

¿Y para qué pedirles sacrificio y entrega cuando podemos ponerles anuncios con el mensaje Carpe Diem hasta que les revienten los ojos? Viaja, vete de fiesta, compra cosas que no necesitas para ser alguien que no eres. Vive al día, mañana no importa.

Necesitamos un exterminio masivo, es por nuestro bien.
 
mi padre pago dos pisos en menos de 10 años y cambio de coche 4 veces en 7 u 8 años, todo eso con un trabajo bueno pero tampoco del otro mundo. os hablo de los años 60 y tal.

mi abuelo tuvo 7 hijos y les dejo a cada uno un piso de herencia....curraba como un cabron pero dejo 7 PUTOS PISOS y crio a 7 hijos(tods estudiados).

despues saldra el zurraspas de turno a hacer la bromita de que con franco no se que no se cuanto.... pero la puta realidad es esa. en esa epoca con un curro normal te pagabas coche y piso en 4-5 años, y criabas 3-4 hijos sin problema.

intentalo hoy, progremierda jajajajaja..... ah, que no podias quemar banderas de españ ni besar a tios por la calle, ni los barrios estaban petados de manteros y kebabs. eran tiempos jodidos.:mad:, menos mal que nos han salvado.
 
Pero consumimos más y mejor, a cierto nivel estamos mil veces mejor. En todos los hilos nostálgicos sale siempre a relucir la situación de penuria que vivíamos (las yumas de Torquemada son un arquetipo). Pagar un piso nos cuesta 30 años pero satisfacer nuestros caprichos es muy asequible.
 
Otra... mi suegra igual. Siempre que voy a su casa, me cuenta que ella era la directora de la sede de madrid de tal empresa, y que se habria comido el mundo de no ser porque se caso y tuvo hijos "porque era lo que tocaba" que su plan era volver a la vida laboral cuando los crios empezaran a ir al colegio, porque ella de las guarderias no se fiaba.

Aquel retorno jamas tuvo lugar, y ella que es una mujer que no puede estarse quieta, se relego al ambito de "ama de casa" sin que nadie se lo pidiera y sin que fuera en absoluto necesario, pero aun asi, pone la mirada de los mil metros y me prohibe tacitamente quitar la mesa porque ya se encarga ella.

Cada uno es culpable de los derroteros que toma su vida a traves de sus decisiones.

Aparte, que viajar esta sobrevaloradisimo. Pais que piso, la misma mierda de gente, pero hablando raro.

Lista de inteligente, no de lista. Si ella no dejó de currar nunca, ni siquiera cuando me tuvo a mí se pilló baja maternal. El listo de la pareja fue mi padre :face:
Viajar mola, hoyga.

Yo me refería en el otro mensaje a cosas como las que menciona el pana Torquemada. Que gratamente me quedo con mi miseria económica ascocapitalista y mi imposibilidad de independencia con cualquier trabajo de mierda que pueda conseguir mientras estudio frente a la vía única postfranquista. Que sí, que uno tenía su piso y su trabajo, pero tampoco había elección posible, uno ni siquiera se lo podía plantear. Lo normal era tener un piso y un trabajo, pero también plantarse en los treinta con dos churumbeles y un compañero de vida al que los padres obligasen a desposar, sin condiciones. Haga la puta mili, lleve dineros a casa, cene, acuéstese, aclarar y repetir. A mí me parece que todo esto genera mucha más infelicidad que tener que vivir en veinte metros cuadrados que pagas dando vueltas a hamburguesas a pesar de tener un doctorado. Porque de esto último se puede salir. Pero lo primero es una sentencia de muerte, o de vida.

Lo del carpe diem es una ansiedad vital inducida por la máquina del consumo, desde luego. Pero si uno es consciente de ello tiene mucho adelantado. De todos modos, creo que no conozco a nadie que tenga un iPhone. Igual debería empezar a preocuparme :sadpepe:
 
Atrás
Arriba Pie