El Talega

RangoVeterano
Registro
27 Sep 2019
Mensajes
1.017
Reacciones
708
Estaré solo, no por aislamiento social debido a las medidas sanitarias por la pandemia del coronavirus, para mí será como todas las navidades desde hace ocho años, aunque mucho tiempo atrás comía solo. Tengo salmorejo, arroz y lentejas. Un zumo de kiwis en el postre.

Sois mi única conexión con la sociedad y los únicos humanos con los que hablo, no tengo familia ni amistades más allá de Internet. Aún así, no todo está perdido, albergo esperanzas por cambiar mi vida, salir de la pobreza, alcanzar la libertad a través de la independencia financiera. En las navidades del año 2006 estaba metido en apuestas, un ambiente muy tétrico y deprimente. No veo en cambio nada malo a estar metido en servidores de videojuegos durante navidad o fin de año mientras la gente corriente se emborracha.
Algo parecido me sucede a mí, amigos, ni me acuerdo, probablemente poco después del mundial de México70. He pasado muchas nochesbuenas y nochesviejas solo, desde 2008, en que murió mi padre, aunque anoche cené con mi madre y una hermana, me sentía el invitado pobre. Por cierto: ¿Era arroz con lentejas o lentejas con arroz, o era arroz y lentejas separadas?
 
Registro
17 Dic 2020
Mensajes
205
Reacciones
166
Hitomi no tiene nada sin censura.

Tina Fire va a saco porque las tetas se le están cayendo y vaciando a un ritmo alarmante, y tiene que aprovechar el tiempo, además sigue aumentando la colección de tatuajes... que para mi es punto negativo. De los videos internacionales, algunos como el de momxxx muy bien suavecito bien rodado, y la jodida esta guapa con el pelo recogido en trenzas.( la risión que ya esté clasificada como milf). Pero otros videos como los de Gonzo.com dejan claro la única manera que tiene de saber lo que es la dignidad es buscándolo en un diccionario.

Dada la hipócrita legislación nipona sobre el sexo de pago, que permite formas de prostitución variopintas con doncellas acompañantes, perversiones tentaculares y erotismo a cambio de pagar regalos, pero prohíbe la relación sexual con penetración cuando los puteros pagan en yenes a una meretriz, queda censurada en el código penal de Japón la cópula genital en la pornografía, mediante la conocida pixelación. Al menos no tienen que tapar mucho con cuadrados dadas las dimensiones pollicortas de algunos de los actores nipones, que acumularon capital para atraer al país del sol naciente a conocidas tetonas bohemias.








Cuando Hitomi trabajó en empresas occidentales como ScoreLand, hizo escenas eróticas en solitario o rollo bollo con otras tetonas, no censuraron sus genitales, pero por motivos culturales la karateka no grabó sexo heterosexual sin censura genital.







Hay escenas que hizo con viejos incomparables al ínclito Shigeo Tokuda, antes de terminar su prolífica carrera como gravure idol, al modo de quien no llora no mama:



Tina Fire es libre de ganar dinero con sus tetas, su piel de ébano y su culito. Recuerdo que el seboso proxeneta estafador y corruptor de menores dijo que la tenía en exclusividad, poco tiempo lo soportó. Quienes la han conocido dicen que es más bella y sexy en las distancias cortas que en los videos porno.



Si se le vacían las tetas malo. Cuando Terry Nova perdió peso y se le quedaron las tetas en rampa fué una gran pérdida. Nada que ver con el esplendor de esas tetas gordas que gastaba en sus inicios, hay un vídeo para reality kings épico. Otras, como Eden Morr y Laura Orsolya también han perdido tonelaje con el tema del peso.
Tina Fire está delgada así que no sé porqué tiene que perder volumen, lo de que caigan demasiado ya es otra cosa, las tetas pendulares pueden pasar a saggies rápido.
Lo de las MILF es relativo, como cuando en tube te sale Sara Jay como granny... Cosas del porno.

 
Última edición:
Registro
17 Dic 2020
Mensajes
205
Reacciones
166
VISTOS en juicio oral y a puerta cerrada, por la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias, integrada por los Ilmos. Sres. que constan arriba referenciados, los precedentes autos de la causa Procedimiento Abreviado n 510 de 2018 del Juzgado de Instrucción n3 de Oviedo, que dieron lugar al Rollo de esta Sala n 15 de 2019, sobre DELITO DE ABUSO SEXUAL, contra Elisenda, nacida en León, en 1986, hija de Isidora y Melchor, de estado civil soltera, de profesión bailarina, domiciliada en Oviedo, sin antecedentes penales, declarada insolvente por resolución de fecha 25 de julio de 2019, y en situación de libertad provisional y sin fianza por esta causa, siendo representada por la Procuradora Aránzazu Pérez González y defendida por el Letrado D. Luis Fernández-Del Viso Arias, causa en la que sido parte el Ministerio Fiscal, y como acusación particular Diana, en nombre de su hijo menor Armando, representada por la Procuradora Dña. Ruth Muñiz Rubio y defendida por la Letrada Dña. Mónica Castro Codina, siendo Ponente el Ilmo. Sr. D. Juan Laborda Cobo, y fundados en los siguientes,

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- El día 19 de septiembre de 2019, en esta Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias, tuvo lugar la vista, en juicio oral a puerta cerrada a petición de las partes, de la causa antes reseñada contra la acusada que también se indica.

SEGUNDO.- El Ministerio Fiscal, en sus conclusiones definitivas, calificó los hechos como constitutivos de un delito continuado de abuso sexual a menor de dieciséis años, de los artículos 183.1 y 3 y 74 del Código Penal, estimando autor responsable del mismo a Elisenda , sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad penal, solicitando para ella la pena de prisión de 10 años y 1 día, accesorias de inhabilitación absoluta para el derecho de sufragio pasivo durante la condena y pena de libertad vigilada conforme al artículo 152.1 del Código Penal por un periodo de 5 años.

TERCERO.- La acusación particular, en sus conclusiones definitivas, modificó la calificación jurídica asignada a los hechos en su escrito de conclusiones provisionales, calificando ahora tales hechos como constitutivos de un delito de abuso sexual a menor de 16 años -previsto y penado en los artículos 183.1 y 3 del artículo 74 del Código Penal-, adhiriéndose en lo demás a la calificación del acusador público.

CUARTO.- En idéntico trámite, la defensa solicitó la libre absolución de su patrocinada, con todos los pronunciamientos favorables.

HECHOS PROBADOS

De lo actuado resulta probado y así se declara, que:

Durante el lapso temporal transcurrido entre comienzos del mes de enero y finales del mes de febrero del año 2018, el menor Armando inició una relación de noviazgo con la acusada Elisenda, que conllevó la convivencia de la pareja en Oviedo, realizando sus integrantes actos de naturaleza sexual, conociendo la acusada que el menor tenía menos de 16 años, sin que haya podido acreditarse mantuvieran relaciones sexuales completas.

PARTE DISPOSITIVA

FALLAMOS: Que debemos condenar y condenamos a Elisenda , como autora de un DELITO DE ABUSO SEXUAL continuado a menor de 16 años, ya definido, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad penal, a la pena de CUATRO AÑOS DE PRISIÓN, con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, pago de las costas procesales causadas, incluidas las de la acusación particular, y a que, en concepto de responsabilidad civil ex delicto, indemnice al menor, por daño moral y en la persona de su progenitora como representante legal del mismo, en la cantidad de 300 €, con los intereses legales correspondientes.

Notifíquese esta resolución a las partes, haciéndoles saber que contra la misma cabe interponer recurso de apelación ante este Tribunal, para ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, en el plazo de diez días a contar desde la última de las notificaciones de la sentencia.

Así por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación al Rollo de Sala, definitivamente juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- En el mismo día de su fecha se publicó la anterior sentencia mediante su lectura en audiencia pública por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente, doy fe. En DIRECCION000 , a veintisiete de septiembre de dos mil diecinueve.
 

Archivos adjuntos

  • SAP_O_2000_2019_Dolce.pdf
    118,2 KB · Visitas: 13

TheSmokingMan

"el Cejas"
Registro
16 Abr 2013
Mensajes
6.925
Reacciones
7.828
Elisenda al maco, a hacer amigos.

De León tenía que ser, no le comía el miedo.
 
Registro
17 Dic 2020
Mensajes
205
Reacciones
166
Visto por la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia del Principado de Asturias, el Recurso de Apelación interpuesto por la Procuradora de los Tribunales Dña. María Aránzazu Pérez González en nombre y representación de Dña. Pura , contra la sentencia, de fecha 27 de septiembre de 2019, dictada por la Audiencia Provincial de Oviedo, Sección Octava, en la causa PO No 510/2018 del Juzgado de Instrucción No 3 de Oviedo, que dio lugar al Rollo de la referida Sección No 15/19, formando Sala, en sede Penal, los Magistrados de la misma han pronunciado en nombre del Rey, la siguiente:

SENTENCIA

Siendo Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado Don José Ignacio Pérez Villamil.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Se admiten los de la sentencia apelada.

SEGUNDO.- Con fecha 27 de septiembre de 2.019, la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Oviedo, con sede en DIRECCION000 , dictó en el citado procedimiento sentencia, cuyo fallo es del tenor literal siguiente:

"FALLO: Que debemos de condenar y condenamos a Pura , como autora de un delito de abuso sexual continuado a menor de dieciséis años, ya definido, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad penal, a la pena de cuatro años de prisión, con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, pago de las costas procesales causadas, incluidas las de la acusación particular, y a que en concepto de responsabilidad civil ex delicto, indemnice al menor, por daño moral y en la persona de su progenitora como representante legal del mismo, en la cantidad de 300 €, con los intereses legales correspondientes."

TERCERO.- Notificada dicha resolución, fue apelada en tiempo y forma por la representación procesal de la condenada.

CUARTO.- En el trámite del artículo 790.5 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, el Ministerio Fiscal solicitó la confirmación de la sentencia apelada, al igual que la representación procesal de la acusación particular.

QUINTO.- Recibidos los autos en esta Sala, se formó el correspondiente rollo y conformada la Sala y designado Magistrado Ponente conforme a las normas de reparto, señalándose para su deliberación, votación y fallo el día 6 de febrero de 2020. Ninguna de las partes ha solicitado la práctica de diligencias de prueba, no estimándose necesaria la celebración de vista que no fue solicitada por ninguna de las partes.

HECHOS PROBADOS

Se admiten y se dan por reproducidos los hechos declarados probados de la sentencia apelada, con la modificación que luego se dirá, que son del siguiente tenor literal:

De lo actuado resulta probado y así se declara, que:

Durante el lapso temporal trascurrido entre comienzos del mes de enero y finales del mes de febrero del año 2018, el menor Florian inició una relación de noviazgo con la acusada Pura, que conllevó la convivencia de la pareja en Oviedo, realizando sus integrantes actos de naturaleza sexual conociendo la acusada que el menor tenía menos de 16 años, sin que haya podido acreditarse que mantuvieran relaciones sexuales completas.

Se suprime de los hechos probados la frase "conociendo la acusada que el menor tenía menos de 16 años", que se sustituye por "no resultó suficientemente acreditado que la acusada conociese que el menor tenía menos de 16 años".


En definitiva el Tribunal de Instancia entiende, en síntesis:

- Que el error sobre la edad del menor, debe estar tan acreditado como el hecho mismo enjuiciado, y que era la acusada quien debía de probar el hecho negativo alegado.

- Que existe prueba suficiente de que la acusada sabía que la supuesta víctima tenía menos de dieciséis años.
En concreto en el momento de los hechos enjuiciados quince años y cuatro meses.

Ello nos obliga a realizar un doble análisis. Por un lado determinar a quién corresponde la carga de la prueba del conocimiento de la edad del menor como elemento esencial del tipo penal, y, de otro, a precisar el alcance de nuestra revisión en relación con la que se dice prueba de cargo sobre este relevante dato.

- El tipo penal recogido en el artículo 183.1 del Código Penal, castiga al que "realizare actos de carácter sexual con un menor de dieciséis años". Con anterioridad a la reforma operada por LO 1/2015, de 30 de marzo, en vigor a partir del 1 de julio de 2015, la edad relevante para el consentimiento sexual de los menores era la de trece años.

En consecuencia se exige, como elemento nuclear, que los actos de carácter sexual se proyecten sobre menores de dieciséis años, (antes de la reforma trece), a los que el legislador niega toda capacidad para prestar un consentimiento jurídicamente valido en materia sexual. El elemento cronológico de la edad de la víctima, inferior ahora a dieciséis años, ha de quedar abarcado por el dolo del autor, por exigencias elementales que se desprenden de lo dispuesto en el artículo 5 del CP: "No hay pena sin dolo ni culpa". En definitiva el autor ha de conocer que la víctima no había alcanzado la edad de dieciséis años al desplegar sobre ellas las conductas sexuales.

Como destaca la STS 392/2019, de 24 de julio, "... la incardinación dogmática de tal aspecto intelectivo ha de radicarse en la existencia de un error de tipo por parte de la acusada, que impide, en cuanto al dolo, el justo conocimiento de la situación fáctica relativa a ambos reproches penales, porque ambos exigen que la conciencia del autor tome en consideración la edad marcada cronológicamente por el Código Penal..."

En el mismo sentido La Sentencia del Tribunal Supremo (Sala de lo Penal) Núm. 320/2017, de 4 de mayo, califica el error sobre la edad en los delitos contra la libertad e indemnidad sexual como "error de tipo" del párrafo 1° del artículo 14 del C.P. "La doctrina sobre el error como causa de exclusión del dolo error de tipo- o como presupuesto excluyente de la culpabilidad -error de prohibición- ha sido ampliamente abordada por esta Sala (cfr. SSTS 737/2007, 13 de septiembre; 411/2006, 18 de abril; 721/2005, 19 de mayo; 709/1994, 28 de marzo; 873/1994, 22 de abril, entre otras muchas). Conforme a esta idea, el error sobre la edad de la víctima en los delitos de abusos sexuales no debe ser etiquetado, en principio, como un error de prohibición ( art. 14.3 CP), sino como un error de tipo (art. 14.1 CP). El delito por el que se formulaba acusación ... exige, a la vista del art. 183 del CP, afectado en su redacción inicial por las reformas operadas por las leyes orgánicas 11/1999, 21 de mayo, 15/2003, 25 de noviembre, 5/2010, 22 de junio y 1/2015, 30 de marzo, que el sujeto abarque con el dolo que la menor con la que está manteniendo relaciones sexuales es, en función del arco de vigencia de cada una de aquellas leyes, menor de 12, de 13 o de 16 años...

Tratamiento distinto merecen aquellos otros casos en los que el acusado, ya sea porque admite ser conocedor de la edad de la menor, ya porque concurren elementos proba torios más que fundados para inferir ese conocimiento, entiende que el mantenimiento de relaciones sexuales con una persona que ha alcanzado esa edad está permitido por el derecho. Es en estos casos en los que se dibuja la figura del error de prohibición, esto es, aquel que recae sobre la ilicitud del hecho constitutivo de la infracción criminal (art. 14.3 CP). La doctrina de esta Sala, sin embargo, se ha mostrado muy restrictiva a la hora de admitir la equivocación acerca de la ilicitud del contacto sexual con niños. Hemos llegado a proclamar la existencia de una presunción iuris tantum respecto de las llamadas infracciones de carácter material o natural.

Es evidente que la ejecución de actos sexuales con menores que carecen de capacidad de autodeterminación sexual, puede situarse, sin grandes esfuerzos argumentales, en esa categoría. El daño a la indemnidad sexual de un niño, cometido por quien convierte a éste en destinatario forzado o inconsciente de sus desahogos sexuales, no es, desde luego, cuestión menor. Hemos aceptado, sin embargo, el carácter invencible del error prohibitivo cuando el acusado, conocedor de que la niña con la que mantiene contactos sexuales es mayor, por ejemplo, de 13 años y ajena al ámbito de la prohibición, queda inesperadamente abarcada en la norma prohibitiva como consecuencia de una reforma legal que eleva ese tope cronológico a la edad de 16 años (cfr. STS 782/2016, 19 de octubre)".

Conforme a reiterada doctrina del Tribunal Constitucional (por todas STC 126/2011, de 18 de julio), "el derecho a la presunción de inocencia se configura, en tanto que regla de juicio y desde la perspectiva constitucional, como el derecho a no ser condenado sin pruebas de cargo validas, lo que implica que exista una mínima actividad probatoria realizada con las garantías necesarias, referida a todos los elementos esenciales del delito, y que de la misma quepa inferir razonablemente los hechos y la participación del acusado en los mismos". Por lo demás la presunción de inocencia tiene carácter pasivo, lo que significa que el acusado no necesita probar su inocencia y por ello, no tiene la carga de proponer las pruebas que acrediten su inocencia.

La carga de la prueba recae sobre las partes acusadoras (STC 70/1985, 105/1986, 120/1998, etc.). Otra consecuencia o efecto del derecho a la presunción de inocencia, en íntima relación con la carga de la prueba en el proceso penal, es la prohibición de presunciones en contra del reo. En este sentido la STC 11/1999, de 14 de junio, seguida por la 87/2001,233/2005, 316/2006 y otras), proclama que "en ningún caso el derecho a la presunción de inocencia tolera que alguno de los elementos constitutivos del delito se presuma en contra del reo...".

Por lo tanto necesariamente la Sala ha de refutar el primero de los argumentos utilizados por la sentencia impugnada al poner de cargo de la acusada la prueba del hecho negativo del desconocimiento de que el menor no había cumplido la edad de dieciséis años. Al ser uno de los elementos constitutivos del delito objeto de acusación, era a las acusaciones a las que les correspondía acreditarlo con prueba suficiente para desvirtuar la presunción de inocencia de la acusada que, como se dijo, abarca a todos los elemento esenciales del delito. En este caso, al conocimiento previo por parte de la acusada de la edad del menor con el que realizo "actos de naturaleza sexual" (los hechos probados no describen las concretas conductas desplegadas) "consentidos" (en el sentido de no forzados) por ambos.

Corresponde ahora examinar el razonamiento probatorio expuesto por la Audiencia Provincial, antes transcrito, para determinar si el mismo conduce a inferir, razonablemente, la conclusión a que llegó el Tribunal "a quo" de que la acusada era conocedora de que la supuesta víctima era menor de 16 años, y si de ellos podemos extraer la "certeza objetiva" más allá de toda duda razonable sobre tal elemento esencial del tipo delictivo por el que resultó condenada.

La valoración de la prueba incriminatoria realizada por la Audiencia Provincial, en relación con este trascendental dato, (conocimiento por la acusada de la edad del menor al inicio de su relación), desde una concepción racionalista de prueba, no meramente persuasiva, es lo que cuestiona la apelante. Ciertamente esta Sala de Apelación no puede proceder a una revaloración de las pruebas personales como si se tratase de un segundo juicio contradictorio ("novum iudicium") pues lo impide el principio de inmediación. Nuestra capacidad revisora debe limitarse a la evaluación de la suficiencia de la prueba incriminatoria y a la razonabilidad de la valoración por el tribunal de instancia, que es precisamente a lo que debe circunscribirse el verdadero motivo impugnatorio alzado pro el apelante de "error en la apreciación de las pruebas" al que se refiere el artículo 790.2 de la LECrim.

El Tribunal Supremo en sus sentencias 369/2007, de 9 mayo, 503/2008, de 17 julio, 687/2012, de 19 septiembre, 485/2013, de 5 junio, y 695/2017, de 24 octubre estableció que "cuando se trata de pruebas personales, su valoración depende en gran medida de la percepción directa, de forma que la determinación de la credibilidad que merecen quienes declaran ante el Tribunal corresponde al órgano jurisdiccional de instancia, en virtud de la inmediación". Es verdad que lo dijo ya en su día resolviendo recursos de casación en procesos de única instancia, pero también lo es que, después de la entrada en vigor de esta segunda instancia penal, sigue manteniendo, en relación a la limitación de la función revisora del juicio sobre la prueba derivada de la inmediación, que "esa limitación es común a todos los órganos de revisión de la prueba, salvo que se reitere ante ellos la prueba de carácter personal" (ss. 1507/2005, de 9 diciembre, 51/2017, de 3 febrero, 376/2017, de 24 mayo, 669/2017, de 11 octubre, 682/2017, de 18 octubre y 826/2017, de 14 diciembre, entre otras muchas), y que, reiterando doctrina ya sentada en sentencias 378/2015, de 16 junio y 273/2017, de 18 abril, ha insistido en el auto 293/2018, de 22 febrero, dictado en recurso de casación contra sentencia de apelación de Tribunal Superior de Justicia, que la "valoración de la credibilidad de los testigos... corresponde en exclusiva al tribunal de instancia, por su privilegiada situación de poder percibir la prueba en su totalidad y directa e inmediatamente".

La misma garantía que la inmediación ofrece ha llevado también a la doctrina jurisprudencial a diferenciar, en el control casacional de la presunción de inocencia, "lo que es percepción sensorial, que sólo puede efectuar el órgano jurisdiccional presente en el juicio, de la valoración racional, que puede ser realizada tanto por el tribunal enjuiciador, como por el que desarrolla funciones de control" (ss. 1507/2005, de 9 diciembre; 826/2017, de 14
diciembre y 171/2018, de 11 abril, del Tribunal Supremo).

Aunque estas declaraciones se han producido en el contexto procesal del recurso de casación, la consideración latente en todas ellas del principio de inmediación justifica en buena medida su extensión al recurso de apelación y a la segunda instancia en que desemboca, en cuanto también el tribunal ad quem, competente para resolverla, carece de inmediación en la percepción y apreciación de las pruebas personales desarrolladas en el juicio oral. No se trata por ello de realizar en la apelación una nueva valoración del material probatorio reunido en el juicio, independiente y ajena a la efectuada en él, sino de comprobar la coherencia y racionalidad de la valoración ya realizada en la primera instancia por el órgano que presenció la prueba, tras verificar la validez y regularidad de su obtención y aportación, así como su entidad, consistencia y suficiencia como prueba de cargo enervadora de la presunción de inocencia.

La conclusión a la que llegó la Audiencia, declarando probado que la acusada conocía que el menor tenía menos de dieciséis años, no puede ser compartida por esta Sala de Apelación, al estimar que la argumentación transcrita no resulta razonable, por no ser compatible con el derecho fundamental a la presunción de inocencia, y las pruebas de signo incriminatorios tenidas en cuenta para la condena, tal y como fueron valoradas por la Audiencia, se muestran insuficientes para desvirtuar aquella presunción constitucional.

En primer lugar señala la sentencia apelada que, la acusada, entonces investigada, nada dijo en fase instructora acerca del desconocimiento de la edad del menor. Lo cierto es que la primera denuncia que presentó la madre en la policía, el 16 de enero de 2018, fue por desaparición de su hijo del domicilio familiar tras causar diversos daños, y posteriormente, el 19 del mismo mes y año compareció nuevamente en Comisaría para relatar que su hijo regresó a casa acompañado de la acusada, que al ser preguntada por la edad le dijo que tenía 31 años y que era la novia de su hijo y que convivían juntos. Tras mantener una conversación con ambos, dice que informa a la acusada "que su hijo es menor de 16 años y que lo que están haciendo es un delito". Ello motivó que el Ministerio Fiscal presentase una denuncia ante el Juzgado de Instrucción en la que, tras relatar los hechos expuestos y sin ninguna referencia al mantenimiento de relaciones sexuales entre la pareja, califica indiciariamente los hechos como un delito continuado de inducción a menor de abandono de domicilio del 224 y 74 del Código Penal y de un delito de abuso sexual a menor de 16 años del artículo 183.1 y 74 del Código Penal.

Es a esta denuncia y a los hechos que la misma contiene a la que tiene que responder la investigada en su declaración ante el Juez de Instrucción (f. 42), en la que esencialmente se defiende de la imputación de inducción al menor al abandono del hogar familiar, manifestando que está con ella de forma voluntaria, y solo al final de la declaración señala "que no tuvo ningún tipo de abuso sexual respecto del menor", "que si es cierto que tuvieron relaciones voluntariamente". No consta que el Ministerio Fiscal hubiera comparecido a dicha declaración y tampoco que la declarante fuera interrogada por el tipo de relaciones, ni por el conocimiento de la edad del menor. Consecuentemente nada podía decir sobre algo sobre lo que no fue interrogada.

En cualquier caso tal omisión no puede resultarle perjudicial. La principal prueba de cargo, sobre el particular del conocimiento de la edad por la apelante, entiende la Audiencia que es testimonio de la progenitora del menor en la versión realizada en el plenario. Destacando que, al día siguiente de conocer a la acusada, puso en conocimiento de esta, una vez enterada del noviazgo, "que su hijo era menor de 16 años y que la relación constituía un delito". Sin embargo en la declaración ante la Policía (f. 9) dice que esa conversación la mantienen la misma noche en que la pareja llega al domicilio familiar y, pese a ello, les permite pernoctar juntos en la misma habitación. Versión que ratifica ante el Juez Instructor (f. 29).

Esta contradicción, que no fue valorada en el razonamiento que sobre la prueba de cargo hizo la sentencia impugnada, resulta, a juicio de esta Sala, relevante a la hora de otorgar credibilidad y fiabilidad a este testimonio, pues no parece muy coherente que quien tiene conciencia de la perpetración de un delito, abuso de su hijo menor, facilite la posibilidad de que el mismo continúe al dejarlos ocupar la misma habitación durante la noche. Pero es que, además, pugna con la lógica que, la testigo, pese a los cambios legislativos existentes en torno a la edad que el Código Penal contempla como determinante de la capacidad de autodeterminación en la esfera sexual, (que antes era de trece años, y a partir del 1 de julio de 2015, entrada en vigor de la Ley Orgánica 1/2015, de dieciséis), alguien profano en la materia tuviera un conocimiento tan preciso del carácter delictivo de la relación, sobre todo cuando, por lo denunciado, no consta que conociese que durante ella hubiese contactos sexuales. Pedagógicamente señala la STS 782/2016, de 19 de octubre, con el objetivo de apreciar en el supuesto enjuiciado la concurrencia de un error de prohibición invencible por desconocimiento de la ilicitud de la conducta, en los casos fronterizos desplegados en periodos de modificación legislativa de la edad a tener en cuenta para la concurrencia del delito del 183.1 del CP, en contraposición a la postura de vencibilidad del error, que esta "exigiría una consulta periódica de los boletines oficiales en los que se publican las reformas legislativas". Conducta que no parece habitual en la testigo, que ni dio razón, ni fue preguntada sobre la fuente de tal información.

Sin embargo, a la hora de descartar la existencia de relaciones sexuales completas, la propia sentencia estima que, tanto las declaraciones de la madre como la del menor incurren en las referidas contradicciones "apreciando una absoluta falta de solidez de las manifestaciones incriminatorias, que no pueden en modo alguno merecer el calificativo de persistentes, plurales, mantenidas en el tiempo y a lo largo del procedimiento sin cambios o alteraciones sustanciales, ambigüedades o contradicciones, sino todo lo contrario". Concluyendo que, en este particular, no concurre la "necesaria persistencia material en la incriminación dadas las modificaciones esenciales en las sucesivas declaraciones incriminatorias... por lo que carecen de la aptitud necesaria para generar el grado de certidumbre que precisa y requiera la emisión de un pronunciamiento incriminatorio por el delito de abuso sexual agravado sancionado en el artículo 183.1 apartado 3 del Código Penal...". (FD Sexto).

Estos argumentos han de resultar necesariamente de aplicación respecto de la prueba del conocimiento de la edad por parte de la acusada, pues requiere el mismo grado de certeza objetiva que la existencia o no de relaciones sexuales completas o con penetración. Señala también la Sala sentenciadora, como pruebas corroboradoras de que la madre puso en conocimiento de la acusada que "su hijo era menor de 16 años y que la relación constituía un delito", las propias declaraciones del menor y las de los testigos que depusieron a instancia de la defensa, de manera directa la de Nazario, y de forma indirecta las de las testigos Ángeles y Asunción. El menor en la exploración practicada durante la instrucción, que no fue reproducida en el plenario, pero a la que alude la sentencia impugnada, respecto a la edad se limitó a decir que la acusada nunca le preguntó la edad que tenía, ni él se lo dijo, y que mantuvieron relaciones sexuales voluntariamente. En el plenario parece afirmar, a preguntas del Ministerio Fiscal, que la madre le dijo a la acusada que tenía quince años. No obstante cuando la defensa le manifiesta la contradicción con lo declarado en la exploración, dice que cuando la madre y la acusada supuestamente hablaron sobre la cuestión él no estaba presente y que fue su madre quien lo dijo posteriormente. En consecuencia nada corrobora esta declaración. Por el contrario genera más dudas sobre la fiabilidad de ambas testificales.

Lo que así afirma el menor, al que la sentencia, pese a tener quince años, reconoce "la suficiente madurez" (FD Sexto), es que antes de conocer a la acusada ya había mantenido relaciones sexuales. El testigo Nazario , que declaró por primera vez en el plenario a instancia de la defensa, manifestó que él sabía que Florian tenía quince años y que se lo dijo a la acusada antes de que fueran novios. Pero tal advertencia, de la que tampoco da razón, casa mal con la circunstancia, también admitida por el testigo, de que el menor y la acusada se conocieran en su casa y que de inmediato los dejó solos, abandonando él la vivienda.

Por lo demás las declaraciones de las testigos Ángeles y Asunción , nada aportan, ni de forma indirecta como apunta la Sala sentenciadora, a la corroboración del conocimiento por la acusada de la edad real del menor. Por el contrario ponen de manifiesto que este, en sus actividades de ocio, se comportaba como los mayores.

El resto de argumentos empleados en la sentencia apelada son conjeturas, más o menos asumibles dependiendo de la moral sexual de cada uno, pero que pertenecen al ámbito de la subjetividad y que no pueden ser empleadas como inferencias de cargo para emitir un fallo condenatorio.

Consecuentemente con lo expuesto procede estimar el presente recurso de apelación y absolver a la acusada del delito de abuso sexual continuado a menor de dieciséis años, por el que fue condenada por la sentencia impugnada, al no quedar suficientemente acreditado que conociese que el menor tenía menos de dieciséis años, tal y como exige el derecho fundamental a la presunción de inocencia.

SOBRE LAS COSTAS.- Procede declararlas de oficio en ambas instancias.

VISTOS los textos legales citados y demás de general aplicación,

FALLAMOS:

Que estimamos íntegramente el recurso de apelación interpuesto por la Procuradora de los Tribunales Dña. María Aránzazu Pérez González, en nombre y representación de Pura, contra la sentencia, de fecha 27 de septiembre de 2019, dictada por la Audiencia Provincial de Oviedo, Sección Octava, con sede en, que se revoca íntegramente, absolviendo libremente a la acusada del delito continuado de abuso sexual a menor por el que resultó condenada. Sin imposición de las costas de ambas instancias.

Notifíquese la presente sentencia a las partes, haciéndoles saber que contra la misma cabe recurso de casación en los supuestos previstos en el artículo 847 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que ha de prepararse mediante escrito autorizado por Abogado y Procurador, presentado ante este Tribunal dentro de los cinco días siguientes a la última notificación.

Así por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos."
 

Archivos adjuntos

  • STSJ_AS_47_2020_Dolce.pdf
    98,1 KB · Visitas: 5
Registro
17 Dic 2020
Mensajes
205
Reacciones
166
Quienes tendrían que estar inhabilitados por prevaricación judicial dolosa, en concurso medial con delitos de falsificación documental y ocultación de pruebas son los jueces prevaricadores Bernardo Donapetry Camacho, Santiago Veiga Martínez y especialmente Juan Francisco Laborda Cobo.

Leed la apelación que revoca la sentencia del tribunal a quo, demuestra que hubo prevaricación dolosa dado que el magistrado corrupto de la primera instancia mintió en la redacción de la sentencia condenatoria a una pobre chica que de no haber recurrido habría pasado unos años en la cárcel. Todo lo que hacen por afán de protagonismo, inflar su notoriedad, fama mediática en procesos judiciales de alarma social que salen en prensa. El poder judicial en España es una vergüenza, un completo escándalo la diferencia entre tener buena asistencia jurídica cuando no eres de estrato social privilegiado. Nunca tendremos isonomía ni igualdad ante la ley para todos los ciudadanos ante los tribunales.

 
Última edición:
Registro
17 Dic 2020
Mensajes
205
Reacciones
166
Lo que viene siendo un Dacia por 26.000€, por ese precio te compras un coche decente de cualquier marca reconocida sin asientos de Sky y hecho de retales.

El DFSK Glory 580 representa la incursión en el segmento de SUV medianos por parte de la multinacional china Dongfeng Motor Corporation, accionista del grupo PSA.

7,3 L / 100 Km
146 CV
24 495 eypos

Sospecho que con ese motor no puedes entrar en downtown de las grandes metropolis por las emisiones contaminantes y que el vehículo vendrá con averías de fábrica como los utilitarios baratos. Mejor ahorrar para un Nissan Leaf o utilitario totalmente eléctrico si no pueden permitirse un Lexus.

Ahí le ponen un 4 de nota media y el gps aún está en chino.

En cristiano, un coche de mierda que encaja con tu vida de mierda de quiero y no puedo.

Así es, para gente megacutre que compra en Makro o en el Dia. Todo lo demás al bazar de baratijas para ahorrar.

Usa transporte público.

Claro, en la guagua puede darse la serendipia de una buena moza con chichi depilado que se parezca a Mara Swan.

Pues si la estética del coche tiene como 10 años de desventaja, por otra parte algo habitual no solo en los automóviles de fabricación china, sino también los que se hacen en India y aunque tienen mucho más empaque también les pasa a los coreanos.

Lo que está claro es que ya van a por un sector, cuya industria automóvilistica chinesca es prácticamente de consumo interno, que moco de pavo no es. Ahora sacan este cajón que no creo que tire mucho, pero a nada que afilen el diseño, y empiecen a ofertar coches con una característica estándar europeas, y a un precio competitivo, será cuestión de tiempo.

El mejor ejemplo lo tenéis en Xiaomi, teléfono de phoreo referencial. Hace años despectivamente era un teléfono chino, hoy prácticamente nadie dice chino y si Xiaomi. Hoy es un móvil de referencia en la compra de un terminal cuando necesites cambiar el antiguo

Lo que chana de Xiaomi es que los mejores terminales tienen más memoria RAM que los iPhone. La industria de automóviles en china es pésima, como en Vietnam, Laos, Cambodia, Birmania, todo con imitaciones baratas, aunque se han especializado en mejorar los smartphones como hará la India, Pakistán y Bangladesh, solamente están por delante de África central.

Exacto, como la broma totalmente ajustada a la realidad histórica que hacía Reagan a las fábricas de automóviles de Rusia y la Unión Soviética de comunistas del telón de acero.



You know there is a ten year delay in the Soviet Union to buy an automobile. And only one of seven families in the Soviet Union own automobiles. Ten year wait. You go to a process when you are ready to buy, you put the money on the table and there is a story they tell. The fellow in the dealership says:

- Come back in ten years to get your car.
- Morning or afternoon?

Los tres grandes centros del automóvilismo son USA (Tesla, Ford, Chevrolet, Dodge) Alemania (BMW, Mercedes, Audi) Japón (Toyota, Honda, Mitsubishi)

Las acciones de Tesla no dejan de subir en el NASDAQ: 661,77 US$ +15,79 (+2,44 %) con más de 48 mil empleados.

Recordad lo que ocurrió a Faraday Future cuando intentó competir con Tesla en berlinas eléctricas lujosas, pedían reservas con 100k pero entraron en quiebra en 2016 cuando tenían 750 empleados, redujeron plantilla para no liquidar y ahora solamente tienen 475, será todavía menos porque son datos corporativos falsos para pedir pagarés e inversores de capital riesgo. Todavía pretenderán engañar a alguien con que los chinos pueden competir con los automóviles japoneses, norteamericanos y alemanes.

Extraordinaria lucidez del inquisidor @Torquemada2.0 los automóviles de fabricación China serán para los chinos de clase media de las metrópolis ciegas de contaminación o para países pobres de Asia. Comparad estadísticas de vehículos por 1k habitantes en países, mirada la diferencia con USA.


Algún experto que explique el dato inflado de San Marino. Gracias.

Planos robados de diseños alemanes. Claro, que el marketing honesto vendera aun menos.

Espionaje industrial y mano de obra esclava.

A mi me ha convencido el diseño y tiene pinta de robusto. Yo te doy el ok a la compra.

Comprar un bólido no es como ir a por ropa en Zara o ir al bazar a por baratijas electrónicas. No puedes permitirte arriesgar en un vehículo averiado de fábrica por ahorrar 2k-5k eypos.

Si me dices que vale 15000 lo comprendo pero por 26000€ hay una lista bastante amplia de coches accesibles.

Precio de unos 24 700 eypos, 120 CV, sin demasiadas averías de fábrica y con garantía de talleres del fabricante.

Nissan Qashqai, Kia Ceed, SsangYong XLV, Hyundai i30, DS 3, Toyota Auris, Mahindra XUV500

Ford Focus / EcoSport, Peugeot 308 / 2008, Škoda Spaceback / Rapid, Renault Mégane 5P, Fiat 500, Station / Hatchback
 
Última edición:
Registro
17 Dic 2020
Mensajes
205
Reacciones
166
Tras el aguerrido aspecto de Ramiro Lapiedra Gutiérrez (Alicante, 1972) se encuentra la transgresión de un superviviente que se rebeló contra las buenas costumbres de su época, al estilo de Jean Genet, con el sentimiento de un profundo desarraigo en la eterna pugna de eros y thanatos. El único Dios es el deseo y el secreto de la vida está en el exceso.

¿Cómo había empezado todo?

Nacido en el seno de una familia alicantina de inquietudes humanísticas, profesores de filosofía, filología semítica, los hermanos más jóvenes Ramiro y Pablo, no siguieron los pasos de la generación anterior, destinados a la docencia en humanidades, aunque siempre tuvieron el respaldo afectivo de sus progenitores para sus estudios de metacine. Un enfant terrible capaz de sacarse varios bonpoints como el chouchou de la maîtresse al tiempo que convencía a la profesora de que él no era el causante de fétidas flatulencias en una de las elitistas aulas del Lycée Français d'Alicante Pierre Deschamps en El Campello. Ramiro pronto demostró sus inquietudes influidas por los diálogos platónicos, el drama musical griego como canto de los machos cabríos, el ciclo artúrico, el vitalismo, los poetas malditos, el psicoanálisis... hasta el cine: Buñuel, Pasolini, Fellini, Herzog, Welles, Coppola... llegaron los cortometrajes del metacine en los años 90 entre una vida nocturna agitada de discotecas, drogas y violencia.





La transgresión erótico-tanática para sacar el porno patrio del ghetto copiando el star system de USA. Culto al terror fantástico con La Mujer Pantera (2001), Santa Agonía, Delirio y carne (2002), Compulsion (2002), Las lágrimas de Eros (2003) Isabella: La piel de los angeles (2004). Del metacine al metaporno con La orina y el relámpago en 2004, con banda sonora de las sinfonías de Vivaldi, apariciones en Crónicas Marcianas de Celia Blanco a quien conoció cuando era camarera en Playa San Juan... Los primeros festivales eróticos en Barcelona, en los años en que MilkyWay de Xuancar e IFG de Diago eran la competencia principal al despertar del seboso proxeneta estafador y corruptor de menores, que hizo una entrevista a los hermanos Lapiedra en el año 2005 cuando llevaban tres años como directores porno tras ser guardias de seguridad en clubs de carretera y estudios universitarios inacabados.

"Crear un film que sea al erotismo lo que Apocalypse Now al cine bélico"



Pasion, La Venganza de las Ninfas (2006)... de largometrajes con guiños artísticos al gonzo más comercial y la vocación fílmica se truncó.

Cecilia Gessa borró su pasado, desarrolló su profesión como intérprete junto a Carlos Bardem, Miriam Sánchez se convirtió en comunicadora audiovisual, María Pascual se divorció de Ramiro, trató de rehacer su vida entre la farándula. Zuleidy, proxeneta reclutadora de chicas adolescentes en institutos de Medellín y Bello en Colombia, se divorció de Pablo y rehizo su vida con el rockero y empresario Evan Seinfeld, divorciado de Tera Patrick en 2009, sacó a Lupe Fuentes de las cloacas para reconvertirla en deejay.


Epifanía: un rodaje porno (2009)
Amor, alcohol y coca (2011)
El arte de la autodestrucción (2014)

- Tu obra está llena de citas: George Bataille, Borges, Mallarmé… ¿Cómo una persona del mundo del porno está tan al día en cultura?

La literatura siempre ha estado ahí presente, desde muy pequeño, en mi vida. Mis padres, los dos, eran catedráticos de filosofía y a ambos les gustaba muchísimo leer y escribir. También ha estado la influencia de mis hermanos. Mi hermano mayor es profesor de filosofía como fueron mis padres y mi hermana es profesora de filología árabe en la universidad. He vivido siempre rodeado de libros y me gusta muchísimo leer.

- Transexuales, prostitutas, delincuentes… ¿Forman parte de tu vida?

Formaron parte de ella en la época que narro en ‘Amor, alcohol y coca’. Realmente, siempre he sentido una atracción por el lado oscuro de la vida. Por un lado, estaba esa parte de mí, que eran mis padres y vida familiar, y, por otro, mi tendencia a juntarme a lo peorcito. Luego, vino el tema de ser portero de discotecas y clubs… luego el porno…

Tener pareja formal y hacer vida conyugal en el porno es tan complicado como comerciar con la libertad sexual y la intimidad de una persona, para vender una imagen de sexo que produzca una ilusión en la vida sexual insatisfecha de la gente corriente que fantasea con perversiones más sucias, aunque lleva una doble vida en la proyección de su imagen pública.


Hasta que en el año 2015, harto de malabares para sobrevivir económicamente entre sus libros y trabajos esporádicos, conoció a Samanta, hechizada por el aura maldita de Ramiro, dejó la recolección agrícola en Albacete y se fue a vivir con él. Ramiro asentó la cabeza con una diosa de rostro aún más angelical que las anteriores chicas Lapiedra, dos décadas más joven y el deseo de un amor total con hábitos de vida saludables en la costa alicantina, donde tiene su arraigo familiar.

15738187720931.jpg








Apollonia Kotero, Apollonia Vitelli-Corleone.

"Somos una pareja liberal, hacemos intercambios de pareja, participamos en tríos y todo eso, pero nunca había durado tanto con una novia". Después de residir en Madrid, este verano pasado decidieron mudarse a Alicante, donde viven a caballo entre un nuevo piso alquilado en el centro de la ciudad y la casa de los padres de Ramiro, en una urbanización con piscina muy cerca de la playa. "En Madrid no hay porno, y sí demasiada noche. Nos invitaban a fiestas todo el tiempo y no queríamos eso".



Tanto Apolonia como Ramiro conforman una sociedad limitada que gestiona los ingresos obtenidos por Apolonia rodando porno -la productora del magnate Greg Lansky, la más poderosa del mundo junto a Brazzers y que gestiona marcas como Vixen o Blacked, decidió empezar a rodar escenas en Europa porque ella se negaba a viajar a Estados Unidos.










Todavía hoy es posible encontrarse con Ramiro Lapiedra en el festival erótico de Barcelona, junto a Dani el Rojo, el famoso atracador de bancos de Barcelona que estuvo en la cárcel La Modelo.

 
Última edición:
Registro
5 Ago 2008
Mensajes
6.590
Reacciones
2.562
@El socio de Diego, me estoy dando cuenta que no paran de moverte los mensajes a este hilo contenedor. Me da la sensación que los mods quieren que te curres algo más los posts. No sé, desarrolla más los temas que tratas, explícate mejor - si hace falta detallar algo más para que quede todo bien clarito, no dudes en hacerlo, igual explayándote más. Ya sabes.
 

eider

RangoAsiduo
Registro
19 Abr 2013
Mensajes
889
Reacciones
775
Creo que empiezo a comprenderle: es usted un católico compasivo. Un nuevo San Francisco de Asís. Aunque, como plebe, como la inmensa mayoría, si no toda foril. Tal vez, bueno sería que economizara algo en sus post. Sabido es, que hoy en día, el relato largo es impopular, la gente se conforma con los 140 caracteres de Twitter. tal vez, haciendo esa concesión. lograra guiarnos a todos los pecadores, la mayoría de pensamiento, que nos encontramos en este hábitat llevarnos a la vía de la santidad e incluso que leyéramos "La Imitación a Cristo" de Kempis.
No lo veo tan descabellado. Kempis también fue socio de Diego, el cual, a su vez, ya fue comparado con Dios.
kempes_maradona_0.jpg
 

El Talega

RangoVeterano
Registro
27 Sep 2019
Mensajes
1.017
Reacciones
708
No lo veo tan descabellado. Kempis también fue socio de Diego, el cual, a su vez, ya fue comparado con Dios.
kempes_maradona_0.jpg
No creo que usted tuviera edad para ver jugar a Mario Alberto Kempes con el Valencia, o acaso, ¿es usted del Levante? Y sí todo puede tener su encaje por algún sitio.
 
Última edición:

eider

RangoAsiduo
Registro
19 Abr 2013
Mensajes
889
Reacciones
775
Puticlubs del dueño de la levantina > UD Levante

be3cec2b-5723-43bf-86ca-66aa1ce14946_16-9-aspect-ratio_default_0.jpg


Lol el paquirrín con la bandera de Aotearoa.
 
Registro
17 Dic 2020
Mensajes
205
Reacciones
166
Foro PL es un paradigma de libertad de expresión, derecho fundamental reconocido en nuestra Carta Magna y tratados internacionales de Derechos Humanos. La libertad de expresión, recogida en el artículo 20 de nuestra Constitución y desarrollada como precepto de nuestro más importante texto legislativo es objeto de comentarios por nuestros representantes políticos en el Congreso: https://app.congreso.es/consti/constitucion/indice/sinopsis/sinopsis.jsp?art=20&tipo=2

Desde sus inicios, esta comunidad ha reconocido la libertad de la ciudadanía a expresar ideas, pensamientos, opiniones dentro de la exigencia de veracidad de la información, así como dentro de los límites que no vulneren el derecho al honor, la intimidad y la propia imagen de otros ciudadanos. Bien jurídico protegible ante los tribunales y tutelado por el tribunal constitucional, la libertad de expresión, cuando cumple con la veracidad de la información en medios de comunicación, noticias o foros ciudadanos, no puede ser censurada ni tampoco restringida en situaciones excepcionales por el gobierno, dado que nos llevaría a tiempos históricos ya superados donde nuestra organización política no era un Estado de Derecho con imperio de la ley.

foropl-seboso-27-12-20.jpg


Es por estos mismos derechos adquiridos y conquistas sociales, que incluso a quien trató de hacer desaparecer nuestra comunidad bajo la arena del desierto, destruir algunos de los mayores hitos civilizatorios en nuestra tradición de cultura, como las aportaciones en los foros de literatura, cine... a pesar de su comportamiento manifiestamente criminal, a pesar de sus antecedentes penales demostrados como proxeneta estafador y corruptor de menores, no solamente se le permite utilizar su antigua cuenta de usuario sino incluso dar su adiposa opinión.

Todo ello cuando este saco de mierda, quien otrora plagiara el diseño completo de MondoBrutto, quiso que su penosa bitácora escondiera la fuente de información donde plagiaba sus artículos. Debería estar agradecido que sin tener que mantener durante más años el coste económico del servidor reservado al foro PL, no haya caído su cochambrosa página bajo una táctica blackhat de los bizarros informáticos.

 
Última edición:
Registro
17 Dic 2020
Mensajes
205
Reacciones
166
Había pensado escribir estas observaciones de voyeurismo no buscado en un hilo sobre calentones cutres en sitios públicos más apropiado al periodo de decadencia en que nos encontramos sumidos tras este desastroso año 2020 que será recordado por la pandemia del coronavirus. Pienso que puede haber relación causal entre los confinamientos, el teletrabajo, pisos compartidos, la escasez de recursos económicos, con la miseria de tener sexo en lugares públicos sin pudor ni decoro. Desde este verano hasta el invierno me he encontrado a más parejas desfogándose en parques urbanos, forestaciones o descampados próximos a polígonos industriales que en toda mi vida.

En la primera ocasión no establecí causa-efecto: fue en pleno mes de julio sobre las 17h antes de alcanzar el máximo de temperatura en la canícula de este verano. Paseaba entre las coníferas de una foresta para buscar sombra en paralelo a una carretera cuando vi en estado de shock a una pareja de unos cuarenta cincuenta años desfogándose entre dos pinos. No por el calor estival tenían los pantalones y la ropa interior por las rodillas, mientras la mujer se agarraba a la corteza del árbol de hoja perenne, su amante la empotraba a tergo con el culo al aire. De refilón reconocí al lascivo barbudo: un conocido toxicómano de una barriada próxima que vive con su anciana madre y que ocasionalmente vemos en una plaza, litrona en mano o con una bolsa de birras tirado en un banco en el recinto ferial.

No di demasiada importancia a esta visión de la miseria humana dado que consideré que aunque se habían reducido las restricciones de movilidad, el junkee no podría llevar a la mujer, también toxicómana o al menos desarrapada, a casa de su madre, una santa pensionista contributiva a quien lleva por la calle de la amargura.

Sin embargo entre octubre y diciembre, a pesar del frío que empieza a hacer, he visto a parejas más jóvenes teniendo sexo al aire libre en parques periurbanos. No me refiero a picaderos notorios en cualquier vecindario, aparcamientos donde cada noche hay parejas jóvenes botando en los asientos traseros de cristales tintados, sino a ver escenas de total esperpento en parques donde NUNCA había visto a parejas teniendo sexo de forma indecente. Nada extraño es ver a jóvenes besuquearse y nada malo tiene, pero resulta chocante porque hasta ahora solamente había visto a gente entre la arboleda con los pantalones bajados para cagar, sobre todo a los tenderos del mercadillo.

Una pareja de apenas la mayoría de edad desfogándose a las 22h en las faldas de un gran pino, donde el caballeroso novio había extendido en el suelo su abrigo de plumas para hacer misionero con su amada y ser cabalgado por ella.

Otra pareja barely legal sobre una losa de piedra entre las coníferas, sobre las 19h pero ya de noche en invierno. Entiendo que no podían copular en casa de ninguno, que sus progenitores teletrabajan y no pueden cuadrar ningún horario aunque sea una hora libre.

¿Qué contarán estas chicas en sus biografías? ¿Lo mismo que todas? La vida idílica, el amor soñado, los encuentros más románticos antes de la pedida de mano en el mirador de un restaurante de lujo con los suegros. ¿Cómo fueron aquellas primeras relaciones íntimas que rivalizan con la crónica social de la crème de la crème de la alta sociedad? La jet set, el brunch en el hotel Ritz, las inauguraciones de los museos con cócteles y canapés en la bandeja del garçon, las invitaciones a las premières con el photocall de la red carpet... Me recuerdan a chicas pijas de familias pudientes que aún con comodidades disponibles, perdieron la virginidad y tuvieron sus primeras experiencias sexuales no en asientos traseros de coches, ni en apartamentos de vacaciones de resorts y estaciones de esquí, sino encima de la taza de un váter en aseos de discotecas, borrachas en la fiesta de fin de curso, mientras desde las letrinas contiguas, los beodos con quienes compartieron pupitre miraban por encima de las puertas desvencijadas.

La pareja que más me impacto: en la treintena, a plena luz del sol del mediodía por la mañana, junto a las vallas de las vías ferroviarias, pantalones bajados y dando desde atrás agachados como quienes juegan al teto. Pasaban trenes de cercanías renfe, imagino que con las vallas a modo de parapeto, ningún observador en los vagones como sistema referencia de mecánica, pudo percatarse salvo el viajero adormilado entre bostezo y cabezada, mirara por la ventana fugazmente al detectar algo extraño, pero del otro lado en paralelo por el camino de tierra era espeluznante: corredores, ciclistas, paseadores de perros, todo el mundo giraba atónito mientras la pareja hacía alguna parada en la faena e intentaba subirse la ropa.

¿Qué le habría parecido algo tan sórdido al "late chandal boy" el rentista cool hunter, David Farrán de Mora?

Yo he sido siempre pobre, invitado en campo contrario, en casa de ella. Pero nunca ninguna chica me hizo propuestas de bajar un calentón en sitios públicos. Yo entendía que picaderos por la noche, aparcamientos, salas de cine, sofás de discoteca... recordé la extraordinaria lucidez de @Benito sobre la periferia madrileña de los macarras de pelo pincho en corona cuando explicó que las veces que pilló chumino en Palladium fue en los sofás de la planta baja. Allí donde también iban tetudas con las bolsas de grasa como calcetines llenos de arena tras bajarse por séptima vez de la moto del reponedor. El templo manierista de la música electrónica máquina quedó demolido para otra promoción inmobiliaria de cara al pozo de la corrupción.
 
Última edición:
Registro
17 Dic 2020
Mensajes
205
Reacciones
166
No haber nacido no es lo mismo que matarse cuando ya estás vivo.

Puedes llegar a la conclusión de que es mejor no haber nacido, pero esa es una opción que solo es posible antes de haber nacido, no cuando ya estás vivo. Cuando estás vivo solo puedes llegar a la conclusión de que es mejor no seguir viviendo, pero esa es una conclusión diferente, y no es tan fácil llegar a ella, porque la vida a veces tiene cosas que te compensan el seguir adelante, aunque esas cosas no habrían tenido suficiente peso para que decidiéramos comenzar a existir si hubiéramos tenido la opción de elegir en ese momento previo a la existencia.

Una vieja leyenda cuenta que durante mucho tiempo el rey Midas había intentado cazar en el bosque al sabio Sileno, sátiro fiel compañero del dios extranjero Dyonisos quien se sienta codo con codo junto a Apolo en la mesa de los doce olímpicos, macho cabrío que llevó la planta de la vid por toda Grecia, sin poder atraparlo. Cuando por fin cayó en sus manos, el rey Midas preguntó qué es lo mejor y más preferible para el hombre. Rígido e inmóvil, permaneció en silencio el daimon; hasta que forzado por el rey, acabó prorrumpiendo en estas palabras, en medio de una risa estridente: “Estirpe miserable de un día, hijos del azar y de la fatiga, ¡¿por qué me fuerzas a decirte lo que para ti sería muy ventajoso no oír?! Lo mejor de todo es totalmente inalcanzable para ti: no haber nacido, no ser, ser nada. Y lo mejor en segundo lugar es para ti morir pronto.”

Friedrich Nietzsche, El nacimiento de la tragedia en el espíritu de la música.

Menuda gilipollez sueltas tan alegremente.

Mira, @Cenobita te responde algo coherente.

Putos users con el avatar B/W...



Lo dicho, cobardía.

Tecnicismos. Si piensas que es mejor no haber nacido en cierto momento de tu vida es porque crees que lo que pueda venir en el futuro no va a compensar lo pasado. Ergo no crees en buen futuro, así que acaba cuanto antes.

Ahí, pleno de argumentos...

@Misógino Empedernido suelta gilipolleces alegremente.
Quienes sueltan gilipolleces -con expresión alegre o triste- no merecen credibilidad.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
No hagáis caso a @Misógino Empedernido

Convincente o no, ese era el esquema del argumento de @Cáncer de Colon , salvo que tú encuentres debilidad en premisas, conclusión y fuerza inferencial.

No frivolicéis sobre el sufrimiento de quien no puede soportar las condiciones de vida, de quien tiene en su memoria el recuerdo de una grave injusticia, cuyos responsables criminales disfrutan impunidad, de quienes padecen depresión, de quienes reciben acoso y amenazas de muerte. Quien comete suicidio estaba sufriendo situaciones de angustia de un modo continuado en el tiempo, ante las cuales se sentía en indefensión.

No encontrarás en A Perfect Day for Bananafish ningun momento en el relato de Salinger donde intuyas planificación ni predisposición al suicidio, simplemente un hombre atormentado que como bien indicas, no espera aliviar su padecimiento con la promesa de felicidad futura.

Paul Antschell / Celan era padre, profesor de l'École Normale Supérieure de París, considerado el mejor poeta en lengua alemana del siglo XX, de familia judía, hijo de padre y madre asesinados por los nazis al conducirlos al campo de concentración y exterminio. En su Meridiano recordó -en manifiesta alusión a la connivencia de intelectuales alemanes como Heidegger con el nazismo- que solamente las manos verdaderas escriben poemas verdaderos y que no nos hablen de poiein, que en la antigua Grecia significó otra cosa.

Eligió el alemán -podría haber elegido el francés pero escogió el idioma de los asesinos de sus progenitores y genocidas del pueblo judío- para escribir Todesfuge, las fugas de Bach que los nazis obligaban a tocar a los músicos mientras cavaban fosas comunes para cadáveres, el cabello dorado de Margaret, del Fausto de Göetthe opuesto al cabello de ceniza de Salamina. Hitos de la cultura alemana bajo la barbarie del Holocausto nazi en Auschwitz Birkenau porque el trabajo forzado no hará nunca libres a los exterminados en completa indefensión. Por ello escribir poesía después de Auschwitz es barbarie.

¿Por qué se suicidó a los 50 años desde el puente Mirabeau para lanzarse al río Sena? La anamnesis tanática, la reminiscencia mortal del asesinato de sus progenitores, impune, como casi todos los crímenes contra la humanidad del nazismo, a pesar de los juicios de Nuremberg.



Guillaume Apollinaire

Sous le pont Mirabeau coule la Seine
Et nos amours
Faut-il qu'il m'en souvienne
La joie venait toujours après la peine
Vienne la nuit sonne l'heure
Les jours s'en vont je demeure
Les mains dans les mains restons face à face
Tandis que sous
Le pont de nos bras passe
Des éternels regards l'onde si lasse
Vienne la nuit sonne l'heure
Les jours s'en vont je demeure
L'amour s'en va comme cette eau courante
L'amour s'en va
Comme la vie est lente
Et comme l'Espérance est violente
Vienne la nuit sonne l'heure
Les jours s'en vont je demeure
Passent les jours et passent les semaines
Ni temps passé
Ni les amours reviennent
Sous le pont Mirabeau coule la Seine
Vienne la nuit sonne l'heure
Les jours s'en vont je demeure


¿De verdad crees que quien se suicida no quería aferrarse a una esperanza futura de que su vida saliera de una etapa tormentosa y dejaran de aterrorizar su integridad psíquica y moral? No se trata de tu dicotomía valentía / cobardía pues ello refiere a superar un temor pasajero, no al sufrimiento continuo y prolongado sin esperanza de mejora futura.

Recuerda el texto del novelista histórico Arturo Pérez-Reverte -a quien @ilovegintonic se encontró con su chulería madrileña en una castiza peluquería entretenido hojeando la farándula en las crónicas de Pronto- sobre las hijas de puta que provocaron el suicidio de una adolescente con continuas burlas y acoso escolar: Esas jóvenes hijas de puta


Supongo que a muchos se les habrá olvidado ya, si es que se enteraron. Por eso voy a hacer de aguafiestas, y recordarlo. Entre otras cosas, y más a menudo que muchas, el ser humano es cruel y es cobarde. Pero, por razones de conveniencia, tiene memoria flaca y sólo se acuerda de su propia crueldad y su cobardía cuando le interesa. Quizá debido a eso, la palabra remordimiento es de las menos complacientes que el hombre conoce, cuando la conoce. De las menos compatibles con su egoísmo y su bajeza moral. Por eso es la que menos consulta en el diccionario. La que menos utiliza. La que menos pronuncia.

Hace dos años, Carla Díaz Magnien, una adolescente desesperada, acosada de manera infame por dos compañeras de clase, se suicidó tirándose por un acantilado en Gijón. Y hace ahora unas semanas, un juez condenó a las dos acosadoras a la estúpida pena -no por estupidez del juez, que ahí no me meto, sino de las leyes vigentes en este disparatado país- de cuatro meses de trabajos socioeducativos. Ésas son todas las plumas que ambas pájaras dejan en este episodio. Detrás, una chica muerta, una familia destrozada, una madre enloquecida por el dolor y la injusticia, y unos vecinos, colegio y sociedad que, como de costumbre, tras las condolencias de oficio, dejan atrás el asunto y siguen tranquilos su vida.

Pero hagan el favor. Vuelvan ustedes atrás y piensen. Imaginen. Una chiquilla de catorce años, antipática para algunas compañeras, a la que insultaban a diario utilizando su estrabismo -«Carla, topacio, un ojo para acá y otro para el espacio»-, a la que alguna vez obligaron a refugiarse en los baños para escapar de agresiones, a la que llamaban bollera, a la que amenazaban con esa falta de piedad que ciertos hijos e hijas de la grandísima puta, a la espera de madurar en esplendorosos adultos, desarrollan ya desde bien jovencitos. Desde niños. Que se lo pregunten, si no, a los miles de homosexuales que todavía, pese al buen rollo que todos tenemos ahora, o decimos tener, aún sufren desprecio y acoso en el colegio. O a los gorditos, a los torpes, a los tímidos, a los cuatro ojos que no tienen los medios o la entereza de hacerse respetar a hostia limpia. Y a eso, claro, a la crueldad de las que oficiaron de verdugos, añadamos la actitud miserable del resto: la cobardía, el lavarse las manos.

La indiferencia de los compañeros de clase, testigos del acoso pero dejando -anuncio de los muy miserables ciudadanos que serán en el futuro- que las cosas siguieran su curso. El silencio de los borregos, o las borregas, que nunca consideran la tragedia asunto suyo, a menos que les toque a ellos. Y el colegio, claro. Esos dignos profesores, resultado directo de la sociedad disparatada en la que vivimos, cuya escarmentada vocación consiste en pasar inadvertidos, no meterse en problemas con los padres y cobrar a fin de mes. Los que vieron lo que ocurría y miraron a otro lado, argumentando lo de siempre: «Son cosas de crías». Líos de niñas. Y mientras, Carla, pidiendo a su hermana mayor que la acompañara a la puerta del colegio. La pobre. Para protegerla.

Faltaba, claro, el Gólgota de las redes sociales. El territorio donde toda vileza, toda ruindad, tiene su asiento impune. Allí, la crucifixión de Carla fue completa. Insultos, calumnias, coro de divertidos tuiteros que, como tiburones, acudieron al olor de la sangre. Más bromas, más mofas. Más ojos bizcos, más bollera. Y los que sabían, y los que no saben, que son la mayor parte, pero se lo pasan de cine con la masacre, riendo a costa del asunto. La habitual risa de las ratas. Hasta que, incapaz de soportarlo, con el mundo encima, tal como puede caerte cuando tienes catorce años, Carla no pudo más, caminó hasta el borde de un acantilado y se arrojó por él.

Ignoro cómo fue la reacción posterior en su colegio. Imagino, como siempre, a las compis de clase abrazadas entre lágrimas como en las series de televisión, cosa que les encanta, haciéndose fotos con los móviles mientras pondrían mensajitos en plan Carla no te olvidamos, y muñequitos de peluche, y velas encendidas y flores, y todas esas gilipolleces con las que despedimos, barato, a los infelices a quienes suelen despachar nuestra cobardía, envidia, incompetencia, crueldad, desidia o estupidez. Pero, en fin. Ya que hay sentencia de por medio, espero que, con ella en la mano, la madre de Carla le saque ahora, por vía judicial, los tuétanos a ese colegio miserable que fue cómplice pasivo de la canallada cometida con su hija. Porque al final, ni escozores ni arrepentimientos ni gaitas en vinagre. En este mundo de mierda, lo único que de verdad duele, de verdad castiga, de verdad remuerde, es que te saquen la pasta.

25 de enero de 2015
 
Última edición:
Registro
17 Dic 2020
Mensajes
205
Reacciones
166
Pues tengo una conocida con un hijo de unos 6 o 7 años. El hijo está en plena edad Disney y su peli favorita es Frozen, así que para carnavales el niño se viste de Elsa, con su faldita, su peluca rubia y su maquillaje.

El otro día estaban en casa y subieron a redes sociales fotos jugando con el niño vestido de bailarina de danza del viente, con sus pedrerías, sus lentejuelas y la cara pintada como una puerta. En otras ocasiones ha subido fotos del crío maquillado y cosas así.

Yo la verdad que lo veo y alucino un poco, pero tampoco quiero decir nada porque, además de que no es asunto mío, tengo bastante interés en conocer el desenlace de toda esta historia, si terminará siendo el maricón que parece que va a terminar siendo, o si de aquí a 5 años se dará cuenta y renegará de todo y todos.

Me pregunto qué coño piensan los profesores del colegio cuando ven al niño entrar en clase travestido de la mano de su madre, la cara de sus compañeros, sobre todo de los que ya empiezan a madurar y a pensar qué puto espécimen tiene como coleguilla.

Me pregunto qué cojones piensa la familia, la normal, la que todavía cree que vestir de mujer a un niño puede ser contraproducente para su desarrollo.
Me pregunto qué vida de sufrimiento le espera al niño de continuar por este camino, porque a poco que comience el instituto o a juntarse con niños algo mayores le van a llover hostias como panes.

¿Tenéis algún caso cercano? ¿Lo habéis visto alguna vez?


Violeta, la hija de Ignacio Jordà González y Silvia Francesca Jaimes Romero.


Con tres años, Violeta se preguntaba por qué sus padres la llamaban Nacho, aunque por aquel entonces, su nombre sería Sara. Fue más tarde cuando se decidió por el de Violeta, por ser el favorito de su madre. Violeta se puso su primer falda a los seis años y al momento comenzó a dar vueltas, feliz, mientras cantaba ‘Suéltalo’, de Frozen. “No se me va a olvidar nunca”, recuerda el actor Nacho Vidal. Violeta es su hija trans y ‘Mi nombre es Violeta’ es el relato que ha inspirado su vida.



Vidal cuenta como su hija fue creciendo con una sensibilidad diferente a la de los niños de su entorno: “No te gustaban las pelotas, sino las muñecas; no te gustaban las zapatillas, sino los tacones; no te gustaban los pantalones, sino las faldas. Por aquel entonces, llegué a pensar que tenía un niño y que posiblemente sería homosexual, pero nunca se me cruzó por la cabeza que podías ser una niña”.

Con solo seis años, Violeta confesó que sentía que había nacido en el cuerpo equivocado: “Pasaron los años y, un día, tu mamá (la también actriz porno Franceska Jaimes) y tú visteis un documental en la televisión en el que salía una niña transexual. Cuando terminó, le dijiste a tu madre que eso era lo mismo que te pasaba a ti”. Vidal lo describe como un “tortazo de realidad”.

Asimismo, le explica que va a vivir en un ambiente que todavía no tolera a la comunidad LGTB, con la cual Vidal está muy involucrado:

“Automáticamente, te dije que al otro día iríamos a comprar toda la ropa que quisieras, para cambiar tu armario de niño a niña. Con mucho miedo, claro, porque vivimos en una sociedad que no tolera, que no respeta ni empatiza; una sociedad que no entiende esta situación… y yo, con ese miedo a que te pudiera pasar algo, a que te hicieran daño, a que lo pudieras pasar mal”.

No va a ser un camino fácil, advierte: “Siempre van a hablar mal de ti, pero lo único que te tiene que importar es la gente que te quiere, la que te rodea. No puedes esperar que todo el mundo te acepte; tú tampoco aceptas a todo el mundo”. Y le da un consejo que a buen seguro tendrá presente el resto de su vida: “Le guste a quien le guste, o no le guste a quien no le guste, existes. Has nacido. Eres. Y vas a ser siempre lo que eres: una niña. No vamos a luchar por absolutamente nada porque en la vida no hay que luchar, hay que ser feliz”.

Vidal le muestra un apoyo incondicional como persona pública, activista por los derechos de los transexuales y, sobre todo, como padre: “Con esto quiero decirte que siempre voy a estar a tu lado, que todos vamos a estar a tu lado, y que vamos a ser felices en esta situación que Dios nos ha dado, y que para mí es una bendición. Tenerte es una bendición”.

Pero si al niño le gusta Frozen de forma natural, ella no le está haciendo nada.

A mí Olaf me parece molón: https://www.youtube.com/c/disneyspain/search?query=olaf

Me parece cojonudo. Cuanto mas maricón a mas tías tocamos. Si la cosa fuera vestir a una niña de hombre empujándola al lesbianismo maderero sería un desastre, una aberración. Pero si es incrementar la producción de maricones a favor y poco me parece.

Ahora bien. En el caso de querer hacer algo yo llevaría a la madre a cualquier lugar de putas de la ciudad mas próxima. A que vea cómo termina la mayoría de los casos de chavales que quieren ser mujeres. Que vea shemalotes grotescamente deformados por la cirugía y las hormonas cobrando unos euros por chupar la pollas que se presenten sin importar el estado y la condición. Que vea cómo aguantan eso gracias al alcohol y las drogas. Que se fije en los mas viejos. A ver si le parece bien ese futuro para su hijito del alma. A ver si tiene ese cuajo.

Piramidal y dragones gemelos, eso sí es cojonudo para darte un escarmiento. No te preocupes que con los nunchakus solamente por debajo de tu cintura, sin reventarte tu hueca calavera.









Eres un subnormal si crees que eso es la nueva era o cualquier gilipollez con la que justifiqueis esta arquitectura social diseñada para dinamitar nuestra sociedad desde dentro.

Necesitas volver a San Mamés, recuerda que fue un mártir cristiano que lanzaron a los leones.

¿Te pondrías la camiseta del Athletic de Bilbao y dirías que la homosexualidad o el trastorno de identidad de género abocan gradualmente a la desaparición de la especie humana? Ojalá fuera verdad con tal de reducir la demografía descontrolada. ¿La maldición del cromosoma Y prevista por Bryan Sykes no te parece suficiente? Dinamita la sociedad desde dentro el totalitarismo socialista y comunista, la represión policial y judicial, la corrupción política, la democracia sin igualdad ante la ley. Eso sí es corrosivo.
 
Última edición:
Registro
17 Dic 2020
Mensajes
205
Reacciones
166


 
Registro
5 Ago 2008
Mensajes
6.590
Reacciones
2.562

Violeta, la hija de Ignacio Jordà González y Silvia Francesca Jaimes Romero.


Con tres años, Violeta se preguntaba por qué sus padres la llamaban Nacho, aunque por aquel entonces, su nombre sería Sara. Fue más tarde cuando se decidió por el de Violeta, por ser el favorito de su madre. Violeta se puso su primer falda a los seis años y al momento comenzó a dar vueltas, feliz, mientras cantaba ‘Suéltalo’, de Frozen. “No se me va a olvidar nunca”, recuerda el actor Nacho Vidal. Violeta es su hija trans y ‘Mi nombre es Violeta’ es el relato que ha inspirado su vida.



Vidal cuenta como su hija fue creciendo con una sensibilidad diferente a la de los niños de su entorno: “No te gustaban las pelotas, sino las muñecas; no te gustaban las zapatillas, sino los tacones; no te gustaban los pantalones, sino las faldas. Por aquel entonces, llegué a pensar que tenía un niño y que posiblemente sería homosexual, pero nunca se me cruzó por la cabeza que podías ser una niña”.

Con solo seis años, Violeta confesó que sentía que había nacido en el cuerpo equivocado: “Pasaron los años y, un día, tu mamá (la también actriz porno Franceska Jaimes) y tú visteis un documental en la televisión en el que salía una niña transexual. Cuando terminó, le dijiste a tu madre que eso era lo mismo que te pasaba a ti”. Vidal lo describe como un “tortazo de realidad”.

Asimismo, le explica que va a vivir en un ambiente que todavía no tolera a la comunidad LGTB, con la cual Vidal está muy involucrado:

“Automáticamente, te dije que al otro día iríamos a comprar toda la ropa que quisieras, para cambiar tu armario de niño a niña. Con mucho miedo, claro, porque vivimos en una sociedad que no tolera, que no respeta ni empatiza; una sociedad que no entiende esta situación… y yo, con ese miedo a que te pudiera pasar algo, a que te hicieran daño, a que lo pudieras pasar mal”.

No va a ser un camino fácil, advierte: “Siempre van a hablar mal de ti, pero lo único que te tiene que importar es la gente que te quiere, la que te rodea. No puedes esperar que todo el mundo te acepte; tú tampoco aceptas a todo el mundo”. Y le da un consejo que a buen seguro tendrá presente el resto de su vida: “Le guste a quien le guste, o no le guste a quien no le guste, existes. Has nacido. Eres. Y vas a ser siempre lo que eres: una niña. No vamos a luchar por absolutamente nada porque en la vida no hay que luchar, hay que ser feliz”.

Vidal le muestra un apoyo incondicional como persona pública, activista por los derechos de los transexuales y, sobre todo, como padre: “Con esto quiero decirte que siempre voy a estar a tu lado, que todos vamos a estar a tu lado, y que vamos a ser felices en esta situación que Dios nos ha dado, y que para mí es una bendición. Tenerte es una bendición”.



A mí Olaf me parece molón: https://www.youtube.com/c/disneyspain/search?query=olaf



Piramidal y dragones gemelos, eso sí es cojonudo para darte un escarmiento. No te preocupes que con los nunchakus solamente por debajo de tu cintura, sin reventarte tu hueca calavera.











Necesitas volver a San Mamés, recuerda que fue un mártir cristiano que lanzaron a los leones.

¿Te pondrías la camiseta del Athletic de Bilbao y dirías que la homosexualidad o el trastorno de identidad de género abocan gradualmente a la desaparición de la especie humana? Ojalá fuera verdad con tal de reducir la demografía descontrolada. ¿La maldición del cromosoma Y prevista por Bryan Sykes no te parece suficiente? Dinamita la sociedad desde dentro el totalitarismo socialista y comunista, la represión policial y judicial, la corrupción política, la democracia sin igualdad ante la ley. Eso sí es corrosivo.




El actor porno Nacho Vidal compartió con España, ya en 2016, que tiene una hija transexual. La niña tenía entonces nueve años. “Mi hijo Nacho ahora se llama Violeta. Al principio pensaba que mi hijo era marica y le dije que no pasaba nada”, relató, pero poco después entendió que lo que le pasaba al antiguo Nacho es que había nacido niño, pero era una mujer. “Violeta es muy madura, tiene muchas responsabilidades y una lucha que no deberían existir para alguien de 9 años. La primera barrera que vivimos fue el nombre, porque en los documentos ella aparece como Ignacio Puerta González, pero ella es una niña por dentro y por fuera. Eso como padre duele”.

La familia tuvo problemas en el juzgado cuando intentó cambiar el nombre de su hija. “El juez me dio la razón, pero la fiscal se opuso”, recordó. Contó también que, afortunadamente, Violeta no había tenido problemas en el colegio, toda una conquista en un mundo donde pervive la transfobia y se canjea en acoso y derribo, cuando no desemboca en suicidio. La tasa entre la comunidad trans es preocupantemente alta. "Desde la asociación Chrysalis estamos recaudando fondos sin ánimo de lucro para ayudar a muchas familias que no pueden y que tienen en casa la misma situación", alicató Vidal.

Entonces Violeta se enamora de Mario, un compañero de clase: se enamora como se enamora uno las primeras veces; se cuelga como una auténtica bestia, con toda la ilusión y el pánico, con el primer beso y los mensajes a deshora, con las citas fallidas y los bombones regalados traídos de Bruselas. Sabe que tiene que decírselo, pero no lo hace: está en paz, está disfrutando de la magia. Todo se tuerce cuando Nacho, otro compañero del instituto, se entera de que Violeta nació siendo Nacho y la humilla y la tortura: le pide, por ejemplo, que le enseñe el pene para comprar su silencio. Ella no cede a sus chantajes y él acaba contándoselo a Mario, quien, enfadado por la mentira, se aleja de Violeta. La noticia se propaga y empieza el bullying. Tanto a ella como a él: los acosadores le envían fotos de páginas de contactos de trans, gritan “banana” en mitad del pasillo y les preguntan crueldades tales como que “quién de los dos la tiene más larga”.

Está tan colgada por Mario que, sólo por él, está dispuesta a hacerlo. Lo habla con sus padres, y ellos la aconsejan con sabiduría: “Si decides esto, que sea porque te lo has pensado, has sopesado los pros y los contras y estás convencida de que tú serás más feliz tras este cambio. Que no sea para gustarle a alguien”, le dicen. “Estaré más feliz si el chico que me gusta no me mira con asco diciendo que soy un tío”, replica ella. “Una operación no evitará eso, Violeta. Si un chico deja de verte como una chica cuando le explicas tu historia, lo hará igual tengas pene o no. Un chico así no te verá como a una chica. Te verá como a un chico operado”.

La pregunta se queda en el aire, pero una certeza llega: Mario no era la persona para ella. Ni siquiera cuando hacen las paces y él le dice que quiere volver a ser su novio… porque sólo lo hace deslizando una condición: que se opere, tal y como sus padres vaticinaron. Violeta le da puerta. Cada vez muestra más arrojo y más firmeza a la hora de coger las riendas de su vida. ¿Quién sabe? Quizá su verdadero amor sea Andrés, su amigo de la infancia, que lo sabe todo de ella y eso sólo hace que la adore más.



No comparéis ser una buscona - como la mayoría de las adolescentes que son conscientes de cómo usar su cuerpo para lograr expectativas socioeconómicas - con una persona con trastorno de identidad de género que no debe ocultarse y no puede pasar su vida encerrada con un trastorno psíquico y moral por no estar en su cuerpo, el género es una construcción cultural más allá del par de cromosomas 23, de la determinación del sexo al nacimiento.




Cuando Nacho Vidal y Franceska Jaimes hicieron público que tenían una hija (y no un hijo) llamada Violeta (y no Ignacio), el Ku Kux Klan de las redes sociales encendió sus antorchas y fue a por la familia: aquello era un «castigo divino» por haber tenido una «vida de excesos».

Lo del «castigo divino» se refería a la condición transexual de la flamante niña, que por entonces tenía nueve años.

Lo de la «vida de excesos» se refería al trabajo del padre y de la madre: los dos son actores porno.

Hubo insultos corales, linchamientos varios y cuerpos arrastrados por el fango. Pero el padre de la niña no denunció a la Policía hasta que vio aquella página de Facebook: una en la que llamaban decididamente a matar a su hija.

Lo que a muchos adultos vuelve locos -tal y como hemos leído-, ella lo lidió de forma bastante natural.

Puedes nacer con genitales masculinos.

Ser vestida con ropa de niño.

Recibir en los cumpleaños regalos de chico.

Estar en toda la documentación oficial como un varón.

Responder al nombre de Ignacio en el colegio y en la cartilla sanitaria, en el libro de familia y en el pasaporte.

Puedes pasar por todo eso y más, decimos. Pero tenerlo muy claro.

-Me llamo Violeta.

«Lo más importante es que ella empatice con la gente que pueda odiarla. En esos casos, el enemigo acaba dándote pena», señala su padre. «Yo le he dicho: 'Hija, mucha gente te dirá que no le gustas. ¿Verdad que a ti no te gusta todo el mundo? No pasa nada. No quieras gustar a todos. Porque, si no, no tendrás la autoestima que vas a necesitar'».

La paradoja es que Nacho y Franceska quieren que en estas páginas se vea claramente el rostro de su hija («¿por qué no?»), pero la Fiscalía ha tenido que pensárselo. El día en que ésta coincida desde el principio con aquéllos, significará algo: será que ya no hay estigma.

Ahora lo saben los padres: desde el principio los equivocados fueron ellos dos y no ella. No tiene muy claro si será cirujana (eso dice) o no. Si tendrá dos hijos adoptados (eso proyecta) o uno. Si seguirá con las clases de pintura o las dejará. Pero hay cosas que son innegociables.

«Quedaban 10 días para que acabara el curso y yo le dije que era mejor que terminara yendo como un chico y que ya se vistiera como una niña al siguiente... Ella me dijo que nunca más iría con ropa de niño. Yo le argumenté que se iban a reír de ella. Entonces, con una madurez pasmosa, me contestó: 'A mí me da igual lo que me digan, yo sé muy bien lo que soy'».

Y así fue Violeta al colegio.

Y entró a clase.

Y nunca más Ignacio volvió.

«Cuando era un niño, era un niño muy feliz, pero cuando fue niña... uf... Cuando le vi de niña me di cuenta de que lo anterior no había sido verdadera felicidad».

«No puedo obligar a que los demás quieran o acepten a mi hija. Es problema de ellos. Yo también pasé una época en la que decía que un travesti era un tío y punto. Eres así hasta que pasa algo que te hace despertar un nivel de conciencia superior», reflexiona el padre. «Ahora empatizo con todo el mundo, lo vivido me ha hecho empatizar hasta con los del autobús de HazteOir [asociación ultra-católica de extrema derecha que promovió una campaña itinerante contra la transexualidad]. Yo puedo explicarles esto si quieren. Respetar a gente como mi hija forma parte del crecimiento personal de ellos; no del mío ni de ella».

El día en que León -algo celoso, nueve años- le preguntó a su madre que por qué no hacían no ya una película sobre él, sino al menos un libro, su madre le contestó que el documental era por la «situación» de Violeta. Entonces León volvió a preguntar: «¿Y qué situación es esa?».

Él ya sabía.

Pero lo vio más claro el día en que fue invitado junto a su hermana y sus padres a ver un pase privado del documental.

Son un puñado de historias de personas transexuales. Personas que se cruzan. La principal es la de Violeta. Pero la más amarga es la de Alan.

Se llamaba Alan, estaba haciendo el camino inverso al de Violeta, tenía 17 años, no aguantó más el acoso y se suicidó en Sant Cugat tomándose un cóctel de fármacos en la Nochebuena de 2015.

Franceska estuvo en el entierro del adolescente. La madre de Alan estuvo en el pase del documental. León lloró al verlo.

Hay películas que acaban fatal y otras que terminan con mucha luz.

La de la niña que hoy nos ocupa cierra con un acto de autoafirmación al final de la cinta, a la altura de la hora y 13 minutos de grabación: es ella dando la cara mirando a la cámara. Con el pelo recogido y una blusa blanca. Sonriendo como cuando acabas de soplar todas las velas de la tarta y tu gente aplaude. Con esa sonrisa de niña de 11 años a la que se le ha caído un diente.



Transfóbos porque tienen miedo a la diferencia de quien no ha elegido tener trastorno de identidad de género y no ha nacido en el cuerpo de su verdadera identidad. Homófobos lo serían con personas transexuales de orientación homosexual pero no dirigirían el mismo odio contra el amante lesbiano, si un chico trans se enamorara de mujeres, frente a una mujer trans enamorada de varones.

Todo depende de verse en su cuerpo, en su rol de género, con la vestimenta y la apariencia deseada, más allá de que si su amor es correspondido no dependa de que estén operados sus genitales como condición impuesta por una pareja egoísta temerosa del qué dirán, porque la decepción es mucho mayor que entre los heterosexuales sin trastorno de identidad de género que por muchos desengaños amorosos no han tenido que hacer concesiciones como cirugías en sus genitales para ser aceptados o correspondidos.


Sorprende la sinceridad de Vidal, al que se ve en vídeos caseros preguntando a su hijo que si quería jugar con Barbies y vestir de rosa, y confesar que esperaba que fuera gay, pero que el tema de la transexualidad le superaba y sacaba sus prejuicios. “Ojalá no sea trans”, se le escucha decir al comienzo del documental debido a la “mala información” que tenía. Para Vidal, acostumbrado al mundo de la pornografía, las mujeres transgénero sólo encontraban su lugar a través del cine para adultos o la prostitución. De hecho, recriminó a su mujer que le enseñara un vídeo sobre el tema a su hijo. “Falta educación, fui un estúpido”, dice Nacho Vidal que ahora se ha convertido en un apoyo fundamental de su hija y su exmujer.

Me llamo Violeta muestra los vídeos de momentos cumbre para esa niña. Como la primera vez que Nacho y Franceska la llevan a comprar ropa de niña. Cogió lo más llamativo, era su forma de reivindicarse a pesar de su corta edad. Cuando las vistió lo primero que hizo fue cantar “Libre soy”, la canción de Frozen que se ha convertido en un canto de libertad para las niñas. También se da voz a las maestras de Violeta, que explican el momento en el que tuvieran que explicar a los niños que Nacho sería Violeta. “Cuando me trataban como niño decían que yo era una niña; cuando yo empecé a llevar la ropa de niña se rieron”, dice Violeta en el documental.

La naturalidad de la hija de Nacho Vidal es desarmante, y eso que un fiscal no ha permitido a los directores mostrar su cara de manera explícita por proteger su seguridad, algo que los directores y el propio Vidal creen que es un agravio comparativo ya que hay decenas de trabajos en los que los niños enseñan su rostro. Por ello Violeta sale maquillada, con el pelo tapado o desde ángulos de cámara que evitan que se la reconozca con claridad.

Ahí está Leyre, una actriz de 20 años que está esperando cita para la vaginoplastia, y que vivió un año en la calle después de ser rechazada por su familia. O los padres de Alan, el adolescente que se suicidó tras sufrir acoso escolar en su instituto, o Iván, que se enfrenta al rechazo en las entrevistas de trabajo cuando ven que su DNI pone sexo femenino aunque él se considere un hombre.

La transexualidad lleva muchos años de lucha, y eso se refleja con la historia de dos de las activistas pioneras en la lucha por los derechos trans: Silvia Reyes, encarcelada bajo la dictadura franquista por “travesti”, y la ex actriz Carla Delgado, que pasó del activismo a la política (es diputada en la Asamblea de Madrid) y que ha contribuido de manera decisiva a la aprobación de leyes que protegen los derechos del colectivo LGBTI.

Todos ellos construyen un mar de vivencias para Violeta, para que siga creciendo con esa valentía y cantando ese “Libre soy” sin que nadie le diga lo que debe ser o cómo debe sentirse. Un ejemplo que ayudó a Nacho Vidal a superar todos sus prejuicios sobre la transexualidad, y que ahora lo hará con muchos espectadores.



¿Te remites a antecedentes sobre regalar una katana a un psicópata abducido por juegos de rol?


Su obsesión por el juego Final Fantasy VIII llevó a que le regalasen un sable de samurai, o a asistir a clases de kárate. No había nada material que José no obtuviese fácilmente. Sin embargo, el adolescente no estaba a gusto con su familia.

5fa51a36c6510.jpeg


Gracias al gran despliegue de medios de comunicación que hubo durante su traslado al Juzgado de Menores de Murcia, pudimos conocer el rostro del ‘Asesino de la Catana’, que apareció en las portadas de los principales diarios españoles. La corta comparecencia se resolvió sin llegar a juicio y sentenciándole a ocho años de internamiento en un centro de menores y dos de libertad vigilada. Hasta ese momento, el parricida había estado cobrando la doble pensión de orfandad estipulada por ley.

El 25 de septiembre de 2003, José intentó fugarse aprovechando que tenía una sesión terapéutica en Elche. Cuatro horas después de dar esquinazo a sus cuidadores, dos policías de paisano le arrestaron. Lo único que el joven gritaba era: “La próxima vez me tendréis que pegar dos tiros para cogerme”.


5fa51efc5d048.png


Cumplidos siete años, nueve meses y un día de la sentencia por el tripe asesinato, el ‘Asesino de la Catana’ quedó en libertad. Era el 1 de enero de 2008. Desde entonces y hasta diciembre de 2017, José Rabadán vivió sumido en el silencio del anonimato, integrado en la sociedad tras recibir tratamiento psiquiátrico y llevando una vida absolutamente normal.

Sin embargo, la emisión de un documental en DMAX sobre su vida –lleva por título Yo fui un asesino-, volvió a ponerle de actualidad. Ahora aquel adolescente rebasa los treinta años de edad, está casado, tiene una hija de tres y trabaja como broker en la Bolsa.




Sons of Liberty.


Pilla un billete a Valencia. Te comerá a besos con la lengua por tu cuello, hasta darte lametones en el oído interno. Antes del deepthroat te preguntará lo mismo que a mí: ¿Fumas? ¿Sueles comer mucha cebolla o ajo? Hazla caricias en la espalda y amasa despacio cada una de sus nalgas. En la cópula empieza si quieras en misionero, haz pausas para besarla y mantén luego el ritmo hasta desfogarte. Tras el primer asalto se girará como perrita y pronto te pedirá a tergo, nunca pongas tus manos en sus hombros, llévala desde la cintura, siente cómo chocan sus nalgas argentas contra tu pubis en bamboleo hipnótico, siente cómo se estremece la carne trémula. Luego anal... deleitate al sobar su culazo, abre sus nalgas y verás que se desliza sola. Déjate llevar por ella y todo irá como la seda.


A Violeta Vidal la acompaña el testimonio de otra familia que afrontó el reto de vivir con un menor trans en tiempos donde la inclusión era menos aceptada en la sociedad: “Los padres tienen que enseñar a sus hijos desde la empatía y el respeto, porque más que hacer una defensa a los niños trans, deberíamos enfocarlo a todos los niños que sufren bullying. Un niño que tiene sobrepeso o que está viviendo una situación económica complicada puede sufrir perfectamente la misma presión de sus compañeros de clase que uno transexual”, asegura Vidal, que en esta ocasión muestra su lado más humano y paternal, sin guiones.

nacho-vidal-hija-violeta_5_570x340.jpeg




Pues yo quiero ser Olaf de Frozen así que no pretendas sexualizar los muñecos de nieve, porque son asexuales.




Pseudoprogre patológica era Gabriela Amparo, quien llegó a decir: "No vota a Podemos, es cristiano y hetero, menuda joyita..."

No hay ninguna vergüenza en proteger la integridad psíquica de un hijo tal y como es en función de su identidad de género y orientación sexual. ¿Qué ya sabes que vas a sufrir persecuciones de la turba multa? Obvio, nadie va a prepararte para educar, ninguna asociación que diga defender a un colectivo discriminado puede enseñarte a educar y querer a un hijo transexual, pero no serás consciente hasta qué punto puedes sentir empatía y tener un vínculo afectivo hasta que ataquen con amenazas de muerte y sugestionen el suicidio a quien has querido desde que era un bebé. Ninguna justificación tienen esos linchamientos y acoso. Nada que no sea la aceptación y la empatía pueden ser saludables para la integridad de una persona, no sirve de nada ocultar y esconder a un hijo, eso no es protegerlo.

Los progenitores y tutores legales están tan en contra de permitir el acoso escolar que no llevarían a su hijo transexual a un centro de estudios o institución educativa que rechace a alguien por trastorno de identidad de género o tolere abusos escolares. Lo único que no pueden hacer desde su familia es convencer al resto de la sociedad que no hace ningún esfuerzo por sentir empatía o siente rechazo irracional por sus propios prejuicios, miedos e inseguridades, por una ideología ultraconservadora que incita al odio a quien sea diferente o de un colectivo marginado no por ser minoritario sino por discriminar en una represión totalitaria de la sexualidad. La visibilidad y simpatía mediante divulgación en libros y cine sirve para educar en la diversidad de género como una construcción cultural en la vida de una persona y la orientación sexual como un rasgo más de la personalidad. Eso sí ayuda a los niños futuros más que imponer castigos o dar protecciones jurídicas con leyes de identidad de género en los centros educativos.



En los países islámicos de derecho consuetudinario basado en la Sharia la homosexualidad está penada con cárcel así como el trastorno de identidad de género no está reconocido en hospitales sino tipificado en el código penal. Las personas no pueden esperar a que el país donde se desarrollaron y tienen su arraigo alcance libertades y derechos fundamentales porque el totalitarismo no desaparecerá de un día para otro. Lo más razonable es migrar y hacer activismo por los derechos humanos desde un Estado que no esté gobernado por fundamentalistas cavernícolas ni ultraconservadores de la decencia humana.

El positivismo jurídico es un absoluto fraude y un engañabobos, creer que la legislación de un país es justa porque sean aprobadas las leyes o las apliquen los jueces, cuando la misma redacción choca frontalmente contra nuestras intuciones morales más básicas, criterios éticos objetivos, universales de tal modo que en el fuero interno de la conciencia sabes que no puede hacerse justicia con el odio hacia un colectivo de la población.



No, la defensa social es contra el odio a la diversidad y hacia la identidad de género, rebelarse contra quienes intentan hacer la vida imposible a quienes son diferentes. Lograr que los abusones sientan empatía y cambien su equivocado punto de vista para que se llegue a una sociedad inclusiva, pacífica y con buena convivencia cívica basada solamente en valores morales desde la educación de los niños. Eso sí sería un hito cultural en vez de tener que castigar al matón y repartir sentencias condenatorias. Lo más triste es que no solamente se enfrentarán con burlas de niños consentidos sino con profesores, directores de estudios, médicos, fiscales, jueces, profesionales que también tienen hijos pero su mentalidad sigue siendo cerril y represora.



Antes de sacar el cinturón cual @Perrino Chico siente empatía y reflexiona si no fuera un acto reivindicativo de un lector rushdieno / houllebecquiano:






Exacto, además todavía persiste el espíritu del primo de zumosol y el tío tarambana como Uncle Buck.


Creo que es una manera de que ellos lean algo y sientan esa empatía con esa niña y digan “le están haciendo la vida imposible a esta persona y somos nosotros, la gente, el entorno”. Es un libro que podría haber sido sobre una niña con sobrepeso. Quizás hubiera sido más cercano porque hay más niños con sobrepeso que niños transexuales en las escuelas pero son libros que hacen falta para que los chavales puedan entender lo mal que lo pasan todos esos objetivos de ataque de bullying.

(...)

Yo por mi trabajo en la industria del porno conozco historias muy fuertes de niñas que con 13 años recibían palizas de su padre porque no aceptaba que fueran transexuales hasta el punto de echarlas de casa y que tuvieran que prostituirse con 15 años para poder vivir. Son historias muy fuertes. La historia de Violeta, gracias a lo que sea, no es así. Su historia es de amor, de empatía, no hay ningún tipo de drama en su vida. Un niño le dijo una vez que no la iba a llamar Violeta, que la iba a llamar Nacho porque ella era un niño, y hablamos con la familia y el niño le escribió una carta pidiéndole perdón. Se arregló el problema. ¿Quién no recibe bullying en el colegio? Yo no porque suspendí 2º de EGB ¿Quién suspende 2º de EGB? (Risas) Iba un año atrasado y era un año mayor que todo el mundo, era el más grande, entonces yo era el que defendía a los que les hacían bullying. A uno por ejemplo traía dinero para la merienda y se lo robaban porque era delgadito y podían con él. El bullying existe en todos los lugares y todas las vertientes. En este caso una transexual.



A mí me gusta Olaf:




Yo podría tener peluches y ropa de Olaf, sea un pijama de invierno o un traje para misiones. No me disfrazaría solamente en Carnaval.



Lo que está demostrado es que los progenitores negacionistas del progreso científico son un peligro público, quienes no quieren vacunar a sus hijos, quienes los aislan de la enseñanza pública... aunque los Amish parecen buena gente y no necesitan electricidad.



O por silogismo falaz, pero no por teoría de conjuntos o diagramas de Venn.



A @Moporday le gustaba mucho la chanza del ficus como insulto comodín.



No intentan demostrar nada para buscar enfrentamientos, protegen a sus hijos lo mejor que pueden. Lo contrario es someterse a la turbamulta de ultraconservadores sociales, reaccionarios y carcamales. La mayoría de los progenitores advierten que tanto el trastorno de identidad de género como una orientación que no sea heterosexual conlleva persecuciones y linchamientos. No van a ocultar la identidad de sus hijos y atormentarlos, no pueden castigarlos por algo que no eligen y que no es imputable.

Debería dar verguenza a aquellos que quieren tener hijos pero su mayor miedo no son las drogas ni la delincuencia ni que sean gentuza sin escrúpulos, sino tener un hijo homosexual o transexual.



Hablando de la transición, yo soy del 73 y recuerdo en los 80 que íbamos siempre a un parque cerca de mi casa y había un chico que se llamaba Toni. Tenía mucha pluma y recuerdo que era muy maltratado por todo el mundo y discriminado. Yo siempre jugaba con él, tenía mucha empatía, siempre he sido así. Recuerdo esa discriminación hacia el chaval y creo que estamos viviendo una transición también con los trans. Antes los homsexuales estaban escondidos y los señalaban con el dedo y no los dejaban entrar en ningún sitio ni trabajar. En la época franquista los metían en la cárcel, en Cuba era cadena perpetua… Hoy por hoy están en la televisión, son periodistas… Porque empezaron a ser aceptados por sus familias y la sociedad y se vio como algo normal. Esto creo y espero que es lo que va a pasar con los transexuales.

Si vemos atrás las cosas que han hecho los transexuales en el cine casi siempre han sido prostitución y ese tipo de papeles. Almodóvar los ha utilizado para hacer de prostitutas o de este rollo. Yo creo que sí, pero ya hay un cambio y lo vamos a ver gracias a que los padres estamos con una conciencia diferente a los padres de antes, que era esconderlos y que no los viera nadie. Hace 25 cuando empecé a trabajar conocí a una chica trans que se llamaba Laura, guapísima, rubia, alta, tenía 21 años. Pero venía de muy buena familia, pero era la oveja negra, se fue de casa y trabajaba en el Bagdad con su novio. Yo tiempo después en una discoteca me encontré un tío con perilla y calvo que me dijo “Hola, ¿te acuerdas de mí?” Pensé que sería un fan. Me dijo “Soy Laura”. Había vuelto a casa de sus padres porque tuvo unos problemas y estaba muy destrozada. Los padres le impusieron que si quería volver a casa, tenía que dejar de ser trans. Ella me contó que la tuvieron un montón de meses arriba de la casa escondida en una habitación encerrada, para que nadie la pudiera ver. La llevaron a cirujanos para que le quitaran los pechos, las prótesis del culo y todo lo que tenía que ver con una mujer. Dejó de tomar sus hormonas y a tomar testosterona para que volviera a tener barba. Le pregunté cómo se sentía y me dijo “Yo sigo siendo Laura, pero tengo que hacerlo así porque es la única manera de ser aceptada”. Hay historias muy duras. Mi hija está teniendo una historia maravillosa.

πάθει μάθος
pathei mathos



Estás con nosotros a pesar del sistema, no gracias a su funesta maquinaria. Los foros de 4chan no son mejores que PL. En determinados temas se puede publicar sobre aficiones y mantener un perfil discreto en foros sobre cultura, informática y deportes pero si has querido confiar en inadaptados sociales como nosotros es porque considerabas que al menos serviría de terapia, como visibilidad frente a otras personas que sufren en silencio.


Padecer trastornos psíquicos, rupturas afectivas, cuando el sufrimiento se hace crónico, puede ser una tortura mental. Las malas experiencias pueden servir de lección, siempre que el daño no sea irreparable, una injusticia quede impune y su recuerdo no nos permita vivir con la conciencia tranquila. ¿Las reformas legislativas tienen que esperar siempre a que haya más muertes? ¿Cuánta gente tiene que morir para que haya medidas gubernamentales para tratar desigualdades sociales que eran discriminatorias de jure? ¿Cuándo dejará de estar incluido en el código penal de los países con derecho consuetudinario ser homosexual?

Ningún colectivo social o grupo de población se hace mejor ni más fuerte o adquiere resiliencia por ser objeto de persecuciones, acoso, linchamiento como algo normalizado de facto en la mayoría de la población. ¿Cuánto se tardó en legalizar el matrimonio, la adopción de hijos, utilizar el seguro médico de la pareja, entre homosexuales? ¿La celebración del Orgullo Gay desfigura a los homosexuales o es una fiesta inclusiva hasta que un día se logre la normalización sin la visibilidad excéntrica de la carroza?

Los discapacitados, los homosexuales, los negros, ¿recuerdáis la Forma del Agua? Si sus representantes no ayudan a alguien excluido por la sociedad, tratado como monstruo circense de la freak parade u objeto de experimentos pseudocientíficos de la guerra fría entonces pierden la esencia de la humanidad, lo que nos hace humanos propiamente es la responsabilidad personal al hacer justicia. "Si nosotros no lo ayudamos entonces tampoco somos humanos". La debida protección a las personas más vulnerables de la sociedad forma parte de la eterna lucha y prevalencia del bien contra las potencias maléficas.




La educación no es solamente económica sino afectiva y familiar. Los hijos deben recibir herramientas y metodología para valerse por sí mismos pero no se puede delegar toda la responsabilidad en las carencias o la ausencia de modelos de comportamiento que fueran buenos ejemplos a seguir en la vida. Los progenitores no pueden controlar las influencias de amistades de su hijo tampoco no pueden imponer con violencia la planificación que quieran para su vida porque saldrá una personalidad reactiva. Ningún hijo sale rana, son consecuencias de prácticas sociales generacionales.



Bien dicho. Ser feliz cuesta mucho esfuerzo, dejar de ser amable con la gentuza violenta que intenta causar sufrimiento, amedrentar a quienes parecen vulnerables o hacer imposible la vida de quien sea diferente. Educa para impartir justicia social.

Cuando salió lo del autobús me puse como una moto, pero luego con la calma dije “tienen todo el derecho de educar a sus hijos como les dé la puta gana”. Como si les quieren educar como terroristas, es su vida, no es la mía. Mientras no toquen a mi hija un pelo, no pasa nada. Hay mucha gente que me quiere y hay gente que me odia. Estas asociaciones no van conmigo.

P: Pero con lo del autobús de Hazte Oír se protestaba porque fomentaba el odio hacia los trans.

R: No, para nada. Porque la persona que odia a la persona trans la va a odiar sí o sí, con autobús o sin autobús. ¿Sabes? Perdona que me meta en eso, porque no tiene nada que ver, pero es como la gente que mata a sus mujeres. No sirve de nada hacer una ley. El que quiere matar a su mujer, la va a matar. No le importa un culo el tiempo que lo vayas a meter en la cárcel. No hay manera de arreglarlo poniendo leyes, la única manera de solucionarlo es la educación desde niños. Si a un hijo de las una bofetada a tiempo, luego no esperes que ese niño no le dé una bofetada a tiempo a su esposa. Yo no les he puesto la mano a mis hijos encima nunca, es algo que mi expareja y yo lo tenemos muy claro. Si les educas así, difícilmente tu hijo va a pegar a alguien. Todo parte desde la educación. Queremos resolver el problema cuando ya está formado y hay que resolverlo desde donde viene y viene desde la educación. Mis hijos me han dado muchas lecciones. Cuando digo por ejemplo “este está gordo” mi hijo me dice “¿por qué dices eso, papá? Eso no está bien”. Yo me quedo parado y digo “qué de puta madre”. Eso surge a través de la educación.





Les racailles sont assasins de la police, wot, wot, wot... ¡assasins de la police, nique la police!

Jadis et naguère, on chantait tous ensemble. Je souhaite que les gens des banlieues métisses à París, Rennes, Lyon et Marseille le récupèrent pour le chanter à la police anti-émeute pendant la crise du coronavirus.

Alons enfant de la patrie.
Le jour de gloire est arrivé.
Contre nous de la tyrannie.
L'étendart sanglant est levé x2
Entendez vous dans les campagnes
Mugir ces féroces soldats
Ils viennent jusque dans vos bras,
Egorger vos fils, vos compagnes
Aux armes citoyens! Formez vos bataillons!
Marchons, oui marchons,
Qu'un sang impur abreuve nos sillons, sillon.





P: Volviendo a Violeta, este año por fin habéis cambiado de forma oficial su nombre y el género, cuéntame cómo ha sido el proceso, porque antes ya lo habíais pedido y os lo habían rechazado.

R: Es una incógnita por qué antes no y ahora sí. Yo antes hacía la comparativa en televisión de que en vez de un fiscal parece un portero de discoteca “Tú sí, tú no”. También entiendo que es algo muy nuevo y desconocido. Me parece perfecto, pero que uno me diga que sí y otro que no es de portero de discoteca. El primer año nos dijeron que sí si cambiábamos el nombre. No podía ser Violeta, tenía que ser un nombre ambiguo, Álex, nos recomendaban. Tú mira cuántos Álex transexuales hay en España. Porque todos se bajan los pantalones y dicen que sí. Pero es que mi hija se llama Violeta, no se va a llamar como a ti te salga del coño. El segundo año sí que nos lo aceptaron y ya está, no hay más drama.

P: En el libro se toca el tema de “una mujer de verdad”, cuando le hablan de que se tiene que operar. ¿A ti qué te parece la operación de reasignación de sexo?

R: Yo lo respeto, cada uno que haga lo que quiera. A mí me encanta mi hija porque se acepta tal y como es hasta el día de hoy. Cuando empezó todo ella se tapaba los genitales y hoy no. Hemos conseguido, con esa normalización, que se acepte. Cuando hablamos de la vaginoplastia ella dice que para nada, pero tiene 11 años, es muy pronto. A mí me gustaría que ella se aceptara tal y como es. Yo tengo amigas transexuales que tienen pene y se lo pasan bomba y otras que se han operado y se han vuelto locas porque no consiguen tener un orgasmo nunca más en su vida.

P: ¿Y cómo fue cuando Violeta os dijo que era una chica?

R: Cuando dijo que ella no era un niño, que era una niña, fue con 6 años pero con 3 años ya dijo que por qué la llamábamos Nacho, que no se llamaba Nacho, que se llamaba Sara y era una niña. Ahí creímos que era un niño gay, será rico, no conozco a ninguno que no lo sea (risas). Cuando dijo que no se vestía de niño, que era una niña, fue con 6. ¿Cómo fue? Algo que yo tenía en un run run en la cabeza: “Que sea gay pero que no me salga transexual”. Mi mayor temor se hizo realidad. Imagínate. ¿Tu mayor temor cuál es?

P: ¿Cómo lo hiciste?

R: “Mañana vamos a H&M y te compro toda la ropa nueva de niña”, le dije. La solté ahí como si fuera un pitbull y le vi la cara. Yo antes pensaba que tenía un hijo feliz y no lo era. Esto sí es felicidad. Cambió totalmente. Faltaba un mes para que terminara la escuela y en la escuela nos dijeron que ya lo sabían pero que si iba a venir de niña que esperáramos hasta el siguiente curso. Yo a Violeta le dije que no podía ir con la ropa pero ella no quiso. Le hice entender que si se ponía una falda después de que la hubieran conocido de niño, seguramente se meterían con ella. La respuesta fue heavy: “A mí me da igual lo que me digan, yo sé lo que soy”. Se fue con falda y entró en la clase con su ropa nueva súper feliz y se rieron de ella. La profesora cogió a todos los niños y los puso de pie y les empezó a señalar lo que llevaban. “Yo soy Ana, soy mujer, llevo un pantalón. Que sea la última vez que os reís de un compañero porque lleva falda o pantalón”. Me acuerdo cuando se puso la primera falda, empezó a dar vueltas cantando la canción de ‘Frozen’



Es necesario establecer los límites entre un Estado aconfesional, de constitución laica o con libertad de culto religioso entre los derechos fundamentales, que firma concordato con el Vaticano, mientras su código penal tiene comportamientos tipificados sobre ofensas a los sentimientos religiosos: ¿Qué puede considerarse delito contra los sentimientos religiosos? · Noticias Jurídicas

P: ¿Y esto no choca con lo que decías antes de que hay gente que no quiere que sus hijos aprendan sobre diversidad y que no se les puede imponer?

Mira, ahora por ejemplo querían volver a poner la asignatura del Corán en las escuelas. Mucha gente está en contra de eso. Yo no. Hay un montón de religiones y si mis hijos lo estudian se van a enriquecer. Si solo estudias la Biblia, el niño va a ser así (hace un gesto de un cuadrado) pero si estudia otras religiones se va a ampliar. Todo tiene que ver con la sabiduría y con el saber lo que hay en el puto mundo. Y que no hay que nacionalizar nada, ni una lengua ni una religión. Todo está y existe y tu puedes elegir lo que tú quieras, cada uno es libre de elegir el camino que quiera elegir, siempre y cuando no haga daño a los demás. Yo lo del autobús primero lo critiqué y luego pensé que hagan lo que les dé la gana.



Puedes usar la falda escocesa, denominada kilt, mientras no sea un camuflaje para eludir el servicio militar y te descubra Palamedes.

Joder, solo de ver la longitud e imaginarme a @Rhodium estoy riéndome como un subnormal.
 

Carradine

RangoFreak
Registro
6 Jun 2009
Mensajes
5.107
Reacciones
2.423
A ver. @El socio de Diego. A mi se me cita en el hilo correspondiente. ¿Qué es este sindiós de citar en otro hilo rompiendo el orden natural y ontológico del foro? Las citas en su hilo. Y si no; te me vas a la mierda.

No me voy a leer ninguna de tus parrafadas de todas formas. Eso también te lo digo. Pero hay un concierto en el mundo para que las cosas marchen bien. Respétalo hijodeputa.
 
Registro
17 Dic 2020
Mensajes
205
Reacciones
166
Dejad que lxs niñxs camelen y si se quieren pinchar hormonas y cortar la pija que se la corten, y si creen que son unicornios que les injerten un cuerno en la cabeza y les metan un rabo de arcoiris en el culo, que no hacen daño lxs chavalxs.


El actor porno Nacho Vidal compartió con España, ya en 2016, que tiene una hija transexual. La niña tenía entonces nueve años. “Mi hijo Nacho ahora se llama Violeta. Al principio pensaba que mi hijo era marica y le dije que no pasaba nada”, relató, pero poco después entendió que lo que le pasaba al antiguo Nacho es que había nacido niño, pero era una mujer. “Violeta es muy madura, tiene muchas responsabilidades y una lucha que no deberían existir para alguien de 9 años. La primera barrera que vivimos fue el nombre, porque en los documentos ella aparece como Ignacio Puerta González, pero ella es una niña por dentro y por fuera. Eso como padre duele”.

La familia tuvo problemas en el juzgado cuando intentó cambiar el nombre de su hija. “El juez me dio la razón, pero la fiscal se opuso”, recordó. Contó también que, afortunadamente, Violeta no había tenido problemas en el colegio, toda una conquista en un mundo donde pervive la transfobia y se canjea en acoso y derribo, cuando no desemboca en suicidio. La tasa entre la comunidad trans es preocupantemente alta. "Desde la asociación Chrysalis estamos recaudando fondos sin ánimo de lucro para ayudar a muchas familias que no pueden y que tienen en casa la misma situación", alicató Vidal.

Entonces Violeta se enamora de Mario, un compañero de clase: se enamora como se enamora uno las primeras veces; se cuelga como una auténtica bestia, con toda la ilusión y el pánico, con el primer beso y los mensajes a deshora, con las citas fallidas y los bombones regalados traídos de Bruselas. Sabe que tiene que decírselo, pero no lo hace: está en paz, está disfrutando de la magia. Todo se tuerce cuando Nacho, otro compañero del instituto, se entera de que Violeta nació siendo Nacho y la humilla y la tortura: le pide, por ejemplo, que le enseñe el pene para comprar su silencio. Ella no cede a sus chantajes y él acaba contándoselo a Mario, quien, enfadado por la mentira, se aleja de Violeta. La noticia se propaga y empieza el bullying. Tanto a ella como a él: los acosadores le envían fotos de páginas de contactos de trans, gritan “banana” en mitad del pasillo y les preguntan crueldades tales como que “quién de los dos la tiene más larga”.

Está tan colgada por Mario que, sólo por él, está dispuesta a hacerlo. Lo habla con sus padres, y ellos la aconsejan con sabiduría: “Si decides esto, que sea porque te lo has pensado, has sopesado los pros y los contras y estás convencida de que tú serás más feliz tras este cambio. Que no sea para gustarle a alguien”, le dicen. “Estaré más feliz si el chico que me gusta no me mira con asco diciendo que soy un tío”, replica ella. “Una operación no evitará eso, Violeta. Si un chico deja de verte como una chica cuando le explicas tu historia, lo hará igual tengas pene o no. Un chico así no te verá como a una chica. Te verá como a un chico operado”.

La pregunta se queda en el aire, pero una certeza llega: Mario no era la persona para ella. Ni siquiera cuando hacen las paces y él le dice que quiere volver a ser su novio… porque sólo lo hace deslizando una condición: que se opere, tal y como sus padres vaticinaron. Violeta le da puerta. Cada vez muestra más arrojo y más firmeza a la hora de coger las riendas de su vida. ¿Quién sabe? Quizá su verdadero amor sea Andrés, su amigo de la infancia, que lo sabe todo de ella y eso sólo hace que la adore más.

Hombre y si fuera niña a los 13 años querría salir con el culo al aire y tanga, y buen padre le diría que así no se sale de casa, que las demás la van a llamar pendón y a los 16 la reputación seguirá.

Pues al niño se le podría dejar que haga la tontería en casa, pero es de mala madre dejar que lo haga fuera de ella donde en el futuro se va a arrepentir cuando vea las fotos circulando cuando se le quite la tontería.

No comparéis ser una buscona - como la mayoría de las adolescentes que son conscientes de cómo usar su cuerpo para lograr expectativas socioeconómicas - con una persona con trastorno de identidad de género que no debe ocultarse y no puede pasar su vida encerrada con un trastorno psíquico y moral por no estar en su cuerpo, el género es una construcción cultural más allá del par de cromosomas 23, de la determinación del sexo al nacimiento.

A mí me daría igual, que fiziera lo que qiziera.

Pero que no venga impuesto por psicópatas de unas u otras ideas.

No se le puede poner puertas al campo, aún más si cabe, en esta época de relativa libre elección en cuanto inclinaciones sexuales.

Más me fastidiaría la infelicidad d'este o d'esta a las ostras o los caracoles.


Cuando Nacho Vidal y Franceska Jaimes hicieron público que tenían una hija (y no un hijo) llamada Violeta (y no Ignacio), el Ku Kux Klan de las redes sociales encendió sus antorchas y fue a por la familia: aquello era un «castigo divino» por haber tenido una «vida de excesos».

Lo del «castigo divino» se refería a la condición transexual de la flamante niña, que por entonces tenía nueve años.

Lo de la «vida de excesos» se refería al trabajo del padre y de la madre: los dos son actores porno.

Hubo insultos corales, linchamientos varios y cuerpos arrastrados por el fango. Pero el padre de la niña no denunció a la Policía hasta que vio aquella página de Facebook: una en la que llamaban decididamente a matar a su hija.

Lo que a muchos adultos vuelve locos -tal y como hemos leído-, ella lo lidió de forma bastante natural.

Puedes nacer con genitales masculinos.

Ser vestida con ropa de niño.

Recibir en los cumpleaños regalos de chico.

Estar en toda la documentación oficial como un varón.

Responder al nombre de Ignacio en el colegio y en la cartilla sanitaria, en el libro de familia y en el pasaporte.

Puedes pasar por todo eso y más, decimos. Pero tenerlo muy claro.

-Me llamo Violeta.

«Lo más importante es que ella empatice con la gente que pueda odiarla. En esos casos, el enemigo acaba dándote pena», señala su padre. «Yo le he dicho: 'Hija, mucha gente te dirá que no le gustas. ¿Verdad que a ti no te gusta todo el mundo? No pasa nada. No quieras gustar a todos. Porque, si no, no tendrás la autoestima que vas a necesitar'».

La paradoja es que Nacho y Franceska quieren que en estas páginas se vea claramente el rostro de su hija («¿por qué no?»), pero la Fiscalía ha tenido que pensárselo. El día en que ésta coincida desde el principio con aquéllos, significará algo: será que ya no hay estigma.

Ahora lo saben los padres: desde el principio los equivocados fueron ellos dos y no ella. No tiene muy claro si será cirujana (eso dice) o no. Si tendrá dos hijos adoptados (eso proyecta) o uno. Si seguirá con las clases de pintura o las dejará. Pero hay cosas que son innegociables.

«Quedaban 10 días para que acabara el curso y yo le dije que era mejor que terminara yendo como un chico y que ya se vistiera como una niña al siguiente... Ella me dijo que nunca más iría con ropa de niño. Yo le argumenté que se iban a reír de ella. Entonces, con una madurez pasmosa, me contestó: 'A mí me da igual lo que me digan, yo sé muy bien lo que soy'».

Y así fue Violeta al colegio.

Y entró a clase.

Y nunca más Ignacio volvió.

«Cuando era un niño, era un niño muy feliz, pero cuando fue niña... uf... Cuando le vi de niña me di cuenta de que lo anterior no había sido verdadera felicidad».

«No puedo obligar a que los demás quieran o acepten a mi hija. Es problema de ellos. Yo también pasé una época en la que decía que un travesti era un tío y punto. Eres así hasta que pasa algo que te hace despertar un nivel de conciencia superior», reflexiona el padre. «Ahora empatizo con todo el mundo, lo vivido me ha hecho empatizar hasta con los del autobús de HazteOir [asociación ultra-católica de extrema derecha que promovió una campaña itinerante contra la transexualidad]. Yo puedo explicarles esto si quieren. Respetar a gente como mi hija forma parte del crecimiento personal de ellos; no del mío ni de ella».

El día en que León -algo celoso, nueve años- le preguntó a su madre que por qué no hacían no ya una película sobre él, sino al menos un libro, su madre le contestó que el documental era por la «situación» de Violeta. Entonces León volvió a preguntar: «¿Y qué situación es esa?».

Él ya sabía.

Pero lo vio más claro el día en que fue invitado junto a su hermana y sus padres a ver un pase privado del documental.

Son un puñado de historias de personas transexuales. Personas que se cruzan. La principal es la de Violeta. Pero la más amarga es la de Alan.

Se llamaba Alan, estaba haciendo el camino inverso al de Violeta, tenía 17 años, no aguantó más el acoso y se suicidó en Sant Cugat tomándose un cóctel de fármacos en la Nochebuena de 2015.

Franceska estuvo en el entierro del adolescente. La madre de Alan estuvo en el pase del documental. León lloró al verlo.

Hay películas que acaban fatal y otras que terminan con mucha luz.

La de la niña que hoy nos ocupa cierra con un acto de autoafirmación al final de la cinta, a la altura de la hora y 13 minutos de grabación: es ella dando la cara mirando a la cámara. Con el pelo recogido y una blusa blanca. Sonriendo como cuando acabas de soplar todas las velas de la tarta y tu gente aplaude. Con esa sonrisa de niña de 11 años a la que se le ha caído un diente.

¿Y cómo sabes tú que se va a arrepentir? Si se arrepiente es porque estará rodeado de homófobos (y no tiene por qué ser así).

Si el niño se quiere disfrazar de eso, no dejarle hacerlo porque luego le pueden pegar sería como no dejarle disfrazarse de Mahoma por si luego le pegan los musulmanes de mierda; es decir, sería ceder ante el miedo por lo que puedan hacer cuatro cabestros totalitarios e irracionales, y por tanto bailarles el agua a dichos cabestros.

Y si os parece que disfrazarlo de niña está mal (si él quiere), pero disfrazarlo de Mahoma estaría bien, ya os lo digo yo: los homófobos sois vosotros.

Transfóbos porque tienen miedo a la diferencia de quien no ha elegido tener trastorno de identidad de género y no ha nacido en el cuerpo de su verdadera identidad. Homófobos lo serían con personas transexuales de orientación homosexual pero no dirigirían el mismo odio contra el amante lesbiano, si un chico trans se enamorara de mujeres, frente a una mujer trans enamorada de varones.

Todo depende de verse en su cuerpo, en su rol de género, con la vestimenta y la apariencia deseada, más allá de que si su amor es correspondido no dependa de que estén operados sus genitales como condición impuesta por una pareja egoísta temerosa del qué dirán, porque la decepción es mucho mayor que entre los heterosexuales sin trastorno de identidad de género que por muchos desengaños amorosos no han tenido que hacer concesiciones como cirugías en sus genitales para ser aceptados o correspondidos.


Sorprende la sinceridad de Vidal, al que se ve en vídeos caseros preguntando a su hijo que si quería jugar con Barbies y vestir de rosa, y confesar que esperaba que fuera gay, pero que el tema de la transexualidad le superaba y sacaba sus prejuicios. “Ojalá no sea trans”, se le escucha decir al comienzo del documental debido a la “mala información” que tenía. Para Vidal, acostumbrado al mundo de la pornografía, las mujeres transgénero sólo encontraban su lugar a través del cine para adultos o la prostitución. De hecho, recriminó a su mujer que le enseñara un vídeo sobre el tema a su hijo. “Falta educación, fui un estúpido”, dice Nacho Vidal que ahora se ha convertido en un apoyo fundamental de su hija y su exmujer.

Me llamo Violeta muestra los vídeos de momentos cumbre para esa niña. Como la primera vez que Nacho y Franceska la llevan a comprar ropa de niña. Cogió lo más llamativo, era su forma de reivindicarse a pesar de su corta edad. Cuando las vistió lo primero que hizo fue cantar “Libre soy”, la canción de Frozen que se ha convertido en un canto de libertad para las niñas. También se da voz a las maestras de Violeta, que explican el momento en el que tuvieran que explicar a los niños que Nacho sería Violeta. “Cuando me trataban como niño decían que yo era una niña; cuando yo empecé a llevar la ropa de niña se rieron”, dice Violeta en el documental.

La naturalidad de la hija de Nacho Vidal es desarmante, y eso que un fiscal no ha permitido a los directores mostrar su cara de manera explícita por proteger su seguridad, algo que los directores y el propio Vidal creen que es un agravio comparativo ya que hay decenas de trabajos en los que los niños enseñan su rostro. Por ello Violeta sale maquillada, con el pelo tapado o desde ángulos de cámara que evitan que se la reconozca con claridad.

Ahí está Leyre, una actriz de 20 años que está esperando cita para la vaginoplastia, y que vivió un año en la calle después de ser rechazada por su familia. O los padres de Alan, el adolescente que se suicidó tras sufrir acoso escolar en su instituto, o Iván, que se enfrenta al rechazo en las entrevistas de trabajo cuando ven que su DNI pone sexo femenino aunque él se considere un hombre.

La transexualidad lleva muchos años de lucha, y eso se refleja con la historia de dos de las activistas pioneras en la lucha por los derechos trans: Silvia Reyes, encarcelada bajo la dictadura franquista por “travesti”, y la ex actriz Carla Delgado, que pasó del activismo a la política (es diputada en la Asamblea de Madrid) y que ha contribuido de manera decisiva a la aprobación de leyes que protegen los derechos del colectivo LGBTI.

Todos ellos construyen un mar de vivencias para Violeta, para que siga creciendo con esa valentía y cantando ese “Libre soy” sin que nadie le diga lo que debe ser o cómo debe sentirse. Un ejemplo que ayudó a Nacho Vidal a superar todos sus prejuicios sobre la transexualidad, y que ahora lo hará con muchos espectadores.

Prefiero que el niño me pida eso a una katana.

Si le hace ilusión ir así, pues que vaya. Y dejen la cuñadez de qué le van a decir en el futuro, si es inteligente ya sabrá bregar con ello, pues anda que no tenemos todos fotografías y vídeos vergonzantes de juventud.

¿Te remites a antecedentes sobre regalar una katana a un psicópata abducido por juegos de rol?


Su obsesión por el juego Final Fantasy VIII llevó a que le regalasen un sable de samurai, o a asistir a clases de kárate. No había nada material que José no obtuviese fácilmente. Sin embargo, el adolescente no estaba a gusto con su familia.

5fa51a36c6510.jpeg


Gracias al gran despliegue de medios de comunicación que hubo durante su traslado al Juzgado de Menores de Murcia, pudimos conocer el rostro del ‘Asesino de la Catana’, que apareció en las portadas de los principales diarios españoles. La corta comparecencia se resolvió sin llegar a juicio y sentenciándole a ocho años de internamiento en un centro de menores y dos de libertad vigilada. Hasta ese momento, el parricida había estado cobrando la doble pensión de orfandad estipulada por ley.

El 25 de septiembre de 2003, José intentó fugarse aprovechando que tenía una sesión terapéutica en Elche. Cuatro horas después de dar esquinazo a sus cuidadores, dos policías de paisano le arrestaron. Lo único que el joven gritaba era: “La próxima vez me tendréis que pegar dos tiros para cogerme”.


5fa51efc5d048.png


Cumplidos siete años, nueve meses y un día de la sentencia por el tripe asesinato, el ‘Asesino de la Catana’ quedó en libertad. Era el 1 de enero de 2008. Desde entonces y hasta diciembre de 2017, José Rabadán vivió sumido en el silencio del anonimato, integrado en la sociedad tras recibir tratamiento psiquiátrico y llevando una vida absolutamente normal.

Sin embargo, la emisión de un documental en DMAX sobre su vida –lleva por título Yo fui un asesino-, volvió a ponerle de actualidad. Ahora aquel adolescente rebasa los treinta años de edad, está casado, tiene una hija de tres y trabaja como broker en la Bolsa.

Los niños son como los educan sus padres. Cuantos más niños haya que, si ellos quieren, se disfracen de personaje femenino, menos problemas tendrán el conjunto de los niños futuros. No ocultarse es la única manera de normalizar las cosas en una sociedad.


Sons of Liberty.


Pilla un billete a Valencia. Te comerá a besos con la lengua por tu cuello, hasta darte lametones en el oído interno. Antes del deepthroat te preguntará lo mismo que a mí: ¿Fumas? ¿Sueles comer mucha cebolla o ajo? Hazla caricias en la espalda y amasa despacio cada una de sus nalgas. En la cópula empieza si quieras en misionero, haz pausas para besarla y mantén luego el ritmo hasta desfogarte. Tras el primer asalto se girará como perrita y pronto te pedirá a tergo, nunca pongas tus manos en sus hombros, llévala desde la cintura, siente cómo chocan sus nalgas argentas contra tu pubis en bamboleo hipnótico, siente cómo se estremece la carne trémula. Luego anal... deleitate al sobar su culazo, abre sus nalgas y verás que se desliza sola. Déjate llevar por ella y todo irá como la seda.


A Violeta Vidal la acompaña el testimonio de otra familia que afrontó el reto de vivir con un menor trans en tiempos donde la inclusión era menos aceptada en la sociedad: “Los padres tienen que enseñar a sus hijos desde la empatía y el respeto, porque más que hacer una defensa a los niños trans, deberíamos enfocarlo a todos los niños que sufren bullying. Un niño que tiene sobrepeso o que está viviendo una situación económica complicada puede sufrir perfectamente la misma presión de sus compañeros de clase que uno transexual”, asegura Vidal, que en esta ocasión muestra su lado más humano y paternal, sin guiones.

nacho-vidal-hija-violeta_5_570x340.jpeg


Tiene todo que ver con la homofobia porque lo juzga desde SU realidad y SUS prejuicios: que qué dirán, que anda y cuando se vea de mayor, que me va a salir margarito... Mamonadas.

La realidad que cuenta es la de la perspectiva del niño y esta es que le gusta 'Frozen' y no pasa nada por vestirse de princesa si le sale de ahí si eso le hace feliz. Y los niños son asexuales, es ridículo sexualizarlos desde el enfoque de un adulto.

A mí en la función del cole me tocó disfrazarme de árbol y no por eso me vuelto fitofílico, no jodamos.

Pues yo quiero ser Olaf de Frozen así que no pretendas sexualizar los muñecos de nieve, porque son asexuales.


Es decir, estas dispuesto a dejar que tu hijo sufra acoso escolar y vergüenza a cambio de la idea (equivocada) de que los "niños futuros" sean más progres y chupiguays.

Eso es lo mismo que piensa la típica mala madre charoprogre bienquedante.

Pseudoprogre patológica era Gabriela Amparo, quien llegó a decir: "No vota a Podemos, es cristiano y hetero, menuda joyita..."

No hay ninguna vergüenza en proteger la integridad psíquica de un hijo tal y como es en función de su identidad de género y orientación sexual. ¿Qué ya sabes que vas a sufrir persecuciones de la turba multa? Obvio, nadie va a prepararte para educar, ninguna asociación que diga defender a un colectivo discriminado puede enseñarte a educar y querer a un hijo transexual, pero no serás consciente hasta qué punto puedes sentir empatía y tener un vínculo afectivo hasta que ataquen con amenazas de muerte y sugestionen el suicidio a quien has querido desde que era un bebé. Ninguna justificación tienen esos linchamientos y acoso. Nada que no sea la aceptación y la empatía pueden ser saludables para la integridad de una persona, no sirve de nada ocultar y esconder a un hijo, eso no es protegerlo.

Los progenitores y tutores legales están tan en contra de permitir el acoso escolar que no llevarían a su hijo transexual a un centro de estudios o institución educativa que rechace a alguien por trastorno de identidad de género o tolere abusos escolares. Lo único que no pueden hacer desde su familia es convencer al resto de la sociedad que no hace ningún esfuerzo por sentir empatía o siente rechazo irracional por sus propios prejuicios, miedos e inseguridades, por una ideología ultraconservadora que incita al odio a quien sea diferente o de un colectivo marginado no por ser minoritario sino por discriminar en una represión totalitaria de la sexualidad. La visibilidad y simpatía mediante divulgación en libros y cine sirve para educar en la diversidad de género como una construcción cultural en la vida de una persona y la orientación sexual como un rasgo más de la personalidad. Eso sí ayuda a los niños futuros más que imponer castigos o dar protecciones jurídicas con leyes de identidad de género en los centros educativos.
 
Registro
17 Dic 2020
Mensajes
205
Reacciones
166
Imagina que en 10 años se impone la Sharia en España y no se puede uno disfrazar de Mahoma.

¿Estarías dispuesto a vivir en el miedo a los fanáticos y a educar a tus hijos en ese miedo solo para evitar que sufran acoso escolar y vergüenza?

En los países islámicos de derecho consuetudinario basado en la Sharia la homosexualidad está penada con cárcel así como el trastorno de identidad de género no está reconocido en hospitales sino tipificado en el código penal. Las personas no pueden esperar a que el país donde se desarrollaron y tienen su arraigo alcance libertades y derechos fundamentales porque el totalitarismo no desaparecerá de un día para otro. Lo más razonable es migrar y hacer activismo por los derechos humanos desde un Estado que no esté gobernado por fundamentalistas cavernícolas ni ultraconservadores de la decencia humana.

El positivismo jurídico es un absoluto fraude y un engañabobos, creer que la legislación de un país es justa porque sean aprobadas las leyes o las apliquen los jueces, cuando la misma redacción choca frontalmente contra nuestras intuciones morales más básicas, criterios éticos objetivos, universales de tal modo que en el fuero interno de la conciencia sabes que no puede hacerse justicia con el odio hacia un colectivo de la población.

¿No has mejorado un montón desde que has bajado de peso y encontrado curro gracias a nuestro incesante bullying? Ahora serías un cadaver darkianense debido a tu grasa y al covid si no hubieras cambiado tu estilo de vida destructivo, si hubieras hecho caso al #fatacceptance y al 'come más panteras rosas, que estás en los huesos'. El bullying es un mecanismo de defensa social. Martillea al clavo que está torcido y le empuja a la madera, donde debe estar.

Si la sharia se impone será por la tolerancia hacia otras religiones que no son la Católica Apostólica y Romana. Será por el ecumenicalismo y la era de aquarius. Por no decirle al morito en clase 'moro mierda'. Por dejar que su madre vista con una toalla y su padre reniegue del tocino y no llamarles 'mojamés'.

No, la defensa social es contra el odio a la diversidad y hacia la identidad de género, rebelarse contra quienes intentan hacer la vida imposible a quienes son diferentes. Lograr que los abusones sientan empatía y cambien su equivocado punto de vista para que se llegue a una sociedad inclusiva, pacífica y con buena convivencia cívica basada solamente en valores morales desde la educación de los niños. Eso sí sería un hito cultural en vez de tener que castigar al matón y repartir sentencias condenatorias. Lo más triste es que no solamente se enfrentarán con burlas de niños consentidos sino con profesores, directores de estudios, médicos, fiscales, jueces, profesionales que también tienen hijos pero su mentalidad sigue siendo cerril y represora.

Mi hijo se disfraza de Mahoma y quien le pega soy yo.

Antes de sacar el cinturón cual @Perrino Chico siente empatía y reflexiona si no fuera un acto reivindicativo de un lector rushdieno / houllebecquiano:




De los únicos niños que recibirá acoso es de los educados por padres cuñados llenos de prejuicios.

Si tiene cojones a vestirse de lo que le apetece le sobrarán para pasar de unos putos gañanes.

Exacto, además todavía persiste el espíritu del primo de zumosol y el tío tarambana como Uncle Buck.


Creo que es una manera de que ellos lean algo y sientan esa empatía con esa niña y digan “le están haciendo la vida imposible a esta persona y somos nosotros, la gente, el entorno”. Es un libro que podría haber sido sobre una niña con sobrepeso. Quizás hubiera sido más cercano porque hay más niños con sobrepeso que niños transexuales en las escuelas pero son libros que hacen falta para que los chavales puedan entender lo mal que lo pasan todos esos objetivos de ataque de bullying.

(...)

Yo por mi trabajo en la industria del porno conozco historias muy fuertes de niñas que con 13 años recibían palizas de su padre porque no aceptaba que fueran transexuales hasta el punto de echarlas de casa y que tuvieran que prostituirse con 15 años para poder vivir. Son historias muy fuertes. La historia de Violeta, gracias a lo que sea, no es así. Su historia es de amor, de empatía, no hay ningún tipo de drama en su vida. Un niño le dijo una vez que no la iba a llamar Violeta, que la iba a llamar Nacho porque ella era un niño, y hablamos con la familia y el niño le escribió una carta pidiéndole perdón. Se arregló el problema. ¿Quién no recibe bullying en el colegio? Yo no porque suspendí 2º de EGB ¿Quién suspende 2º de EGB? (Risas) Iba un año atrasado y era un año mayor que todo el mundo, era el más grande, entonces yo era el que defendía a los que les hacían bullying. A uno por ejemplo traía dinero para la merienda y se lo robaban porque era delgadito y podían con él. El bullying existe en todos los lugares y todas las vertientes. En este caso una transexual.

Que le guste Frozen no tiene nada que ver. Es una buena película de animación y le gustará a los niños y a las niñas de esa edad.

La pregunta que le hago a @naxo porque no me ha quedado muy claro al leerle es: el niño se viste (o lo visten) de Elsa en carnaval o en Instagram pero ¿también va vestido así al colegio? 🤔

A mí me gusta Olaf:


En la fiesta de Carnaval sí, claro. Va vestido de Elsa.
El resto del tiempo ni idea.

Yo podría tener peluches y ropa de Olaf, sea un pijama de invierno o un traje para misiones. No me disfrazaría solamente en Carnaval.

Eso pasa cuando se ponen los caprichos de padres progres a los derechos de niños inocentes.

A ver, demuéstralo.

Lo que está demostrado es que los progenitores negacionistas del progreso científico son un peligro público, quienes no quieren vacunar a sus hijos, quienes los aislan de la enseñanza pública... aunque los Amish parecen buena gente y no necesitan electricidad.

Pues si es la fiesta de Carnaval por la regla de tres de algunos todos los hombres que se disfrazan de tía, y los hay a mogollón, son una panda de maricones.

No si es que... De donde no hay no se puede sacar.

O por silogismo falaz, pero no por teoría de conjuntos o diagramas de Venn.

Consulte mi historial de porn, a ver cuantos ficus encuentra.

A @Moporday le gustaba mucho la chanza del ficus como insulto comodín.

Da igual el motivo, pedazo de joputa.

El caso es que va a ocurrir. Y a los otros padres se la suda.

¿Vas a dejar a tu hijo pasarla canutas para demostrar algo?

Si, MALOS PADRES quién piense así. Que chupimolona soy, que dejo a mi hijo ir al colegio vestido de niña.

Y no tiene cojones, estos son los típicos niños que crecen tontos y que la madre aparte de ser TONTA, los tiene consentidos y sobreprotegidos y los primeros que nunca se defienden.

A ver si te vas a creer que esta tonta del culo le dice que le de una piña a quien se meta con el, que es lo que se tiene que hacer en esos casos.

No intentan demostrar nada para buscar enfrentamientos, protegen a sus hijos lo mejor que pueden. Lo contrario es someterse a la turbamulta de ultraconservadores sociales, reaccionarios y carcamales. La mayoría de los progenitores advierten que tanto el trastorno de identidad de género como una orientación que no sea heterosexual conlleva persecuciones y linchamientos. No van a ocultar la identidad de sus hijos y atormentarlos, no pueden castigarlos por algo que no eligen y que no es imputable.

Debería dar verguenza a aquellos que quieren tener hijos pero su mayor miedo no son las drogas ni la delincuencia ni que sean gentuza sin escrúpulos, sino tener un hijo homosexual o transexual.

No he mejorado por eso. He mejorado a pesar de eso, en realidad he mejorado en cuanto he dejado de entrar en el foro. El bullying es tóxico y destructivo, punto y final.

Pero en fin, volviendo al tema, según tú, ¿a los homosexuales hay que hacerles bullying hasta que sean "mejores"?

Hablando de la transición, yo soy del 73 y recuerdo en los 80 que íbamos siempre a un parque cerca de mi casa y había un chico que se llamaba Toni. Tenía mucha pluma y recuerdo que era muy maltratado por todo el mundo y discriminado. Yo siempre jugaba con él, tenía mucha empatía, siempre he sido así. Recuerdo esa discriminación hacia el chaval y creo que estamos viviendo una transición también con los trans. Antes los homsexuales estaban escondidos y los señalaban con el dedo y no los dejaban entrar en ningún sitio ni trabajar. En la época franquista los metían en la cárcel, en Cuba era cadena perpetua… Hoy por hoy están en la televisión, son periodistas… Porque empezaron a ser aceptados por sus familias y la sociedad y se vio como algo normal. Esto creo y espero que es lo que va a pasar con los transexuales.

Si vemos atrás las cosas que han hecho los transexuales en el cine casi siempre han sido prostitución y ese tipo de papeles. Almodóvar los ha utilizado para hacer de prostitutas o de este rollo. Yo creo que sí, pero ya hay un cambio y lo vamos a ver gracias a que los padres estamos con una conciencia diferente a los padres de antes, que era esconderlos y que no los viera nadie. Hace 25 cuando empecé a trabajar conocí a una chica trans que se llamaba Laura, guapísima, rubia, alta, tenía 21 años. Pero venía de muy buena familia, pero era la oveja negra, se fue de casa y trabajaba en el Bagdad con su novio. Yo tiempo después en una discoteca me encontré un tío con perilla y calvo que me dijo “Hola, ¿te acuerdas de mí?” Pensé que sería un fan. Me dijo “Soy Laura”. Había vuelto a casa de sus padres porque tuvo unos problemas y estaba muy destrozada. Los padres le impusieron que si quería volver a casa, tenía que dejar de ser trans. Ella me contó que la tuvieron un montón de meses arriba de la casa escondida en una habitación encerrada, para que nadie la pudiera ver. La llevaron a cirujanos para que le quitaran los pechos, las prótesis del culo y todo lo que tenía que ver con una mujer. Dejó de tomar sus hormonas y a tomar testosterona para que volviera a tener barba. Le pregunté cómo se sentía y me dijo “Yo sigo siendo Laura, pero tengo que hacerlo así porque es la única manera de ser aceptada”. Hay historias muy duras. Mi hija está teniendo una historia maravillosa.

πάθει μάθος
pathei mathos



Estás con nosotros a pesar del sistema, no gracias a su funesta maquinaria. Los foros de 4chan no son mejores que PL. En determinados temas se puede publicar sobre aficiones y mantener un perfil discreto en foros sobre cultura, informática y deportes pero si has querido confiar en inadaptados sociales como nosotros es porque considerabas que al menos serviría de terapia, como visibilidad frente a otras personas que sufren en silencio.


Padecer trastornos psíquicos, rupturas afectivas, cuando el sufrimiento se hace crónico, puede ser una tortura mental. Las malas experiencias pueden servir de lección, siempre que el daño no sea irreparable, una injusticia quede impune y su recuerdo no nos permita vivir con la conciencia tranquila. ¿Las reformas legislativas tienen que esperar siempre a que haya más muertes? ¿Cuánta gente tiene que morir para que haya medidas gubernamentales para tratar desigualdades sociales que eran discriminatorias de jure? ¿Cuándo dejará de estar incluido en el código penal de los países con derecho consuetudinario ser homosexual?

Ningún colectivo social o grupo de población se hace mejor ni más fuerte o adquiere resiliencia por ser objeto de persecuciones, acoso, linchamiento como algo normalizado de facto en la mayoría de la población. ¿Cuánto se tardó en legalizar el matrimonio, la adopción de hijos, utilizar el seguro médico de la pareja, entre homosexuales? ¿La celebración del Orgullo Gay desfigura a los homosexuales o es una fiesta inclusiva hasta que un día se logre la normalización sin la visibilidad excéntrica de la carroza?

Los discapacitados, los homosexuales, los negros, ¿recuerdáis la Forma del Agua? Si sus representantes no ayudan a alguien excluido por la sociedad, tratado como monstruo circense de la freak parade u objeto de experimentos pseudocientíficos de la guerra fría entonces pierden la esencia de la humanidad, lo que nos hace humanos propiamente es la responsabilidad personal al hacer justicia. "Si nosotros no lo ayudamos entonces tampoco somos humanos". La debida protección a las personas más vulnerables de la sociedad forma parte de la eterna lucha y prevalencia del bien contra las potencias maléficas.

 
Registro
17 Dic 2020
Mensajes
205
Reacciones
166
Mejores no. De los nuestros. Los franceses por ejemplo como son todos maricones, deben hacer bullying a los normales.

Edito, además, ¿cómo que 'A PESAR DE'? Es como decir que Curro se hizo más macho a pesar de su padre. No no, que su padre fuese un hijo puta que no creía en él hizo de Curro un hombre de provecho con sus tierras, su cueva y su alemana. Igual que todo el apoyo del mundo y todos los colegios caros y toda la rehab privada hicieron de cáncer un borracho y un conflictivo que anda a hostias por ahí. No fue 'a pesar de'. No es que la sociedad crease las voldams para joder a su hijo.

La educación no es solamente económica sino afectiva y familiar. Los hijos deben recibir herramientas y metodología para valerse por sí mismos pero no se puede delegar toda la responsabilidad en las carencias o la ausencia de modelos de comportamiento que fueran buenos ejemplos a seguir en la vida. Los progenitores no pueden controlar las influencias de amistades de su hijo tampoco no pueden imponer con violencia la planificación que quieran para su vida porque saldrá una personalidad reactiva. Ningún hijo sale rana, son consecuencias de prácticas sociales generacionales.

No, voy a dejar que mi hijo sea feliz y ser feliz tiene un precio. Y los acosadores atacan con cualquier excusa, ahora va a resultar que sólo atacan a los que tienen la ocurrencia de disfrarse de princesa, tócate los cojones.

No le voy a educar para ser un puto mierdas que viva agobiado por el miedo del qué dirán y sea un puto frustrado de la vida.

Bien dicho. Ser feliz cuesta mucho esfuerzo, dejar de ser amable con la gentuza violenta que intenta causar sufrimiento, amedrentar a quienes parecen vulnerables o hacer imposible la vida de quien sea diferente. Educa para impartir justicia social.

Cuando salió lo del autobús me puse como una moto, pero luego con la calma dije “tienen todo el derecho de educar a sus hijos como les dé la puta gana”. Como si les quieren educar como terroristas, es su vida, no es la mía. Mientras no toquen a mi hija un pelo, no pasa nada. Hay mucha gente que me quiere y hay gente que me odia. Estas asociaciones no van conmigo.

P: Pero con lo del autobús de Hazte Oír se protestaba porque fomentaba el odio hacia los trans.

R: No, para nada. Porque la persona que odia a la persona trans la va a odiar sí o sí, con autobús o sin autobús. ¿Sabes? Perdona que me meta en eso, porque no tiene nada que ver, pero es como la gente que mata a sus mujeres. No sirve de nada hacer una ley. El que quiere matar a su mujer, la va a matar. No le importa un culo el tiempo que lo vayas a meter en la cárcel. No hay manera de arreglarlo poniendo leyes, la única manera de solucionarlo es la educación desde niños. Si a un hijo de las una bofetada a tiempo, luego no esperes que ese niño no le dé una bofetada a tiempo a su esposa. Yo no les he puesto la mano a mis hijos encima nunca, es algo que mi expareja y yo lo tenemos muy claro. Si les educas así, difícilmente tu hijo va a pegar a alguien. Todo parte desde la educación. Queremos resolver el problema cuando ya está formado y hay que resolverlo desde donde viene y viene desde la educación. Mis hijos me han dado muchas lecciones. Cuando digo por ejemplo “este está gordo” mi hijo me dice “¿por qué dices eso, papá? Eso no está bien”. Yo me quedo parado y digo “qué de puta madre”. Eso surge a través de la educación.

En Francia lo que hacen los maricones es recibir palizas y a veces morir a manos de la población marrón, de las zonas gays de los 80 en París, Lyon y Marsella ya no queda nada, pero los malos son los niños blancos que hacen bulillin de ese.



Les racailles sont assasins de la police, wot, wot, wot... ¡assasins de la police, nique la police!

Jadis et naguère, on chantait tous ensemble. Je souhaite que les gens des banlieues métisses à París, Rennes, Lyon et Marseille le récupèrent pour le chanter à la police anti-émeute pendant la crise du coronavirus.

Alons enfant de la patrie.
Le jour de gloire est arrivé.
Contre nous de la tyrannie.
L'étendart sanglant est levé x2
Entendez vous dans les campagnes
Mugir ces féroces soldats
Ils viennent jusque dans vos bras,
Egorger vos fils, vos compagnes
Aux armes citoyens! Formez vos bataillons!
Marchons, oui marchons,
Qu'un sang impur abreuve nos sillons, sillon.

El hilo del hilo es dejar a tu hijo elegir libremente o forzarlo - cosa que está pasando en ambientes liberales de EEUU- ser una princesa.
A lo segundo digo NO, por supuesto.



P: Volviendo a Violeta, este año por fin habéis cambiado de forma oficial su nombre y el género, cuéntame cómo ha sido el proceso, porque antes ya lo habíais pedido y os lo habían rechazado.

R: Es una incógnita por qué antes no y ahora sí. Yo antes hacía la comparativa en televisión de que en vez de un fiscal parece un portero de discoteca “Tú sí, tú no”. También entiendo que es algo muy nuevo y desconocido. Me parece perfecto, pero que uno me diga que sí y otro que no es de portero de discoteca. El primer año nos dijeron que sí si cambiábamos el nombre. No podía ser Violeta, tenía que ser un nombre ambiguo, Álex, nos recomendaban. Tú mira cuántos Álex transexuales hay en España. Porque todos se bajan los pantalones y dicen que sí. Pero es que mi hija se llama Violeta, no se va a llamar como a ti te salga del coño. El segundo año sí que nos lo aceptaron y ya está, no hay más drama.

P: En el libro se toca el tema de “una mujer de verdad”, cuando le hablan de que se tiene que operar. ¿A ti qué te parece la operación de reasignación de sexo?

R: Yo lo respeto, cada uno que haga lo que quiera. A mí me encanta mi hija porque se acepta tal y como es hasta el día de hoy. Cuando empezó todo ella se tapaba los genitales y hoy no. Hemos conseguido, con esa normalización, que se acepte. Cuando hablamos de la vaginoplastia ella dice que para nada, pero tiene 11 años, es muy pronto. A mí me gustaría que ella se aceptara tal y como es. Yo tengo amigas transexuales que tienen pene y se lo pasan bomba y otras que se han operado y se han vuelto locas porque no consiguen tener un orgasmo nunca más en su vida.

P: ¿Y cómo fue cuando Violeta os dijo que era una chica?

R: Cuando dijo que ella no era un niño, que era una niña, fue con 6 años pero con 3 años ya dijo que por qué la llamábamos Nacho, que no se llamaba Nacho, que se llamaba Sara y era una niña. Ahí creímos que era un niño gay, será rico, no conozco a ninguno que no lo sea (risas). Cuando dijo que no se vestía de niño, que era una niña, fue con 6. ¿Cómo fue? Algo que yo tenía en un run run en la cabeza: “Que sea gay pero que no me salga transexual”. Mi mayor temor se hizo realidad. Imagínate. ¿Tu mayor temor cuál es?

P: ¿Cómo lo hiciste?

R: “Mañana vamos a H&M y te compro toda la ropa nueva de niña”, le dije. La solté ahí como si fuera un pitbull y le vi la cara. Yo antes pensaba que tenía un hijo feliz y no lo era. Esto sí es felicidad. Cambió totalmente. Faltaba un mes para que terminara la escuela y en la escuela nos dijeron que ya lo sabían pero que si iba a venir de niña que esperáramos hasta el siguiente curso. Yo a Violeta le dije que no podía ir con la ropa pero ella no quiso. Le hice entender que si se ponía una falda después de que la hubieran conocido de niño, seguramente se meterían con ella. La respuesta fue heavy: “A mí me da igual lo que me digan, yo sé lo que soy”. Se fue con falda y entró en la clase con su ropa nueva súper feliz y se rieron de ella. La profesora cogió a todos los niños y los puso de pie y les empezó a señalar lo que llevaban. “Yo soy Ana, soy mujer, llevo un pantalón. Que sea la última vez que os reís de un compañero porque lleva falda o pantalón”. Me acuerdo cuando se puso la primera falda, empezó a dar vueltas cantando la canción de ‘Frozen’

Ciertamente, será por la tolerancia hacia el fanatismo musulmán y por el miedo a enfrentarse a los fanáticos musulmanes, exactamente por lo mismo que sigue habiendo fanáticos católicos y homófobos en este país, porque se les teme y se les tolera.

Es necesario establecer los límites entre un Estado aconfesional, de constitución laica o con libertad de culto religioso entre los derechos fundamentales, que firma concordato con el Vaticano, mientras su código penal tiene comportamientos tipificados sobre ofensas a los sentimientos religiosos: ¿Qué puede considerarse delito contra los sentimientos religiosos? · Noticias Jurídicas

P: ¿Y esto no choca con lo que decías antes de que hay gente que no quiere que sus hijos aprendan sobre diversidad y que no se les puede imponer?

Mira, ahora por ejemplo querían volver a poner la asignatura del Corán en las escuelas. Mucha gente está en contra de eso. Yo no. Hay un montón de religiones y si mis hijos lo estudian se van a enriquecer. Si solo estudias la Biblia, el niño va a ser así (hace un gesto de un cuadrado) pero si estudia otras religiones se va a ampliar. Todo tiene que ver con la sabiduría y con el saber lo que hay en el puto mundo. Y que no hay que nacionalizar nada, ni una lengua ni una religión. Todo está y existe y tu puedes elegir lo que tú quieras, cada uno es libre de elegir el camino que quiera elegir, siempre y cuando no haga daño a los demás. Yo lo del autobús primero lo critiqué y luego pensé que hagan lo que les dé la gana.

Por cierto, que ojalá que la falda a medio muslo se aceptase como opción masculina, yo literalmente lo más sexy que tengo son las rodillas y me beneficiaría de ello.

Puedes usar la falda escocesa, denominada kilt, mientras no sea un camuflaje para eludir el servicio militar y te descubra Palamedes.
 
Arriba Pie